Este jueves 27 de agosto, el Dr. Hernán Alejandro San Juan vino desde Buenos Aires exclusivamente a brindar una capacitación exhaustiva sobre las implicancias del nuevo Código Civil al personal de Escuela Eben Ezer. También participaron dos instituciones educativas invitadas. “El alumno es reconocido en función de su madurez”.-

Guido Henry Fuertes, Representante Legal comentó a Villa Ángela Hoy que convocó al Dr. Hernán San Juan para hacer un curso sobre el nuevo Código Civil y al mismo tiempo invitamos a dos escuelas amigas para que participen (Félix Frías de Villa Ángela y una institución de Santa Sylvina). “Vino de forma exclusiva desde Buenos Aires a nuestra escuela y la idea que nos explique cuáles son las implicancias y los cambios para nosotros en la relación con los padres y los alumnos en el marco de esta nueva ley que comenzó a regir el 1 de agosto de 2015” explicó.-

Hernán Alejandro San Juan, es un Especialista de Educación y Asesor Legal de Asociación de Entidades Educativas Privadas Argentinas (Adeepra). En dialogo con este portal, el profesional del derecho dijo que el nuevo Código Civil tiene muchos cambios en todas las áreas, tan solo hay que pensar “que pasamos a unificar el Civil y de Comercio y en el camino se han perdido 4 mil artículos, con lo cual el cambio es absolutamente radical”.

“Tanto las cuestiones societarias, el tema de las relaciones con las familias, entre otras cosas se puede decir que tiene cambio radicales. En lo que a educación le interesa, desaparece por ejemplo lo que era la tenencia, el régimen de visita, la patria potestad. Son todos conceptos que  desaparecen y se incorporan conceptos nuevos que buscan que el alumno sea reconocido en función de su madurez” explicó.

En ese sentido expresó que el alumno es un sujeto que queda “por fuera de la relación con la familia. Nosotros tenemos un sujeto autónomo. Las familias tienen derechos y obligaciones en función de que los utilicen para el desarrollo integral de los chicos. O sea, hay un para, no tengo “derecho per se”. Desaparece el concepto de “este es mi hijo” y yo hago lo que quiero.  En el Código nuevo tenemos que la familia en función de su grado de desarrollo y madurez puede empezar a ejercer per se los derechos, es decir por si mismo. Esto es lo que rompe todo el esquema. Y hoy en las familias ante las situaciones de divorcios por ejemplo que teníamos que ver quién tenía la tenencia y el régimen de visitas, como estaba asignado y demás no se interesa en lo más mínimo. Lo que nos dice el Nuevo Código es que firma el padre obliga al chico, firma la madre y obliga al chico, pero ahora ya no hablamos más de sexo, porque tenemos progenitores responsables”.

En definitiva, lo que busca el nuevo Código Civil “es que los padres dejen de sentir que los hijos son propios y entender que de alguna manera ellos tienen que ejercer sus derechos en la medida esto no perjudique y sirva para el desarrollo integral de los chicos”.

Este Código entró en vigencia el 1 de agosto, por lo todo el sistema educativo se está acomodando a los cambios. “Para los colegios es muy difícil no tener uno de los dos progenitores responsables como referentes, porque ya no hay más un referente, y no importa dónde vivan los chicos, porque el nuevo código sostiene es que los chicos viven con ambos padres. No es que viven con uno y el otro los visita, con lo cual los dos son partícipes de la vida, e inclusive se incorporan la pareja del padre o de la madre, indistintamente del sexo. Es decir, las parejas se incorporan como progenitores afines y tienen reconocido en el derecho la posibilidad de participar en la educación de los hijos, con lo cual es ese sujeto que no venía a la escuela, ahora sí lo puede hacer. También tiene una contrapartida, ahora también tiene que ayudar con los alimentos en el caso de que los progenitores responsables no puedan pagar”.

“Hoy, el ejercicio de los derechos de los chicos naturalmente están en los progenitores responsables. Lo que nos dice el nuevo Código es que hay una excepción y es que en la medida de la madurez de los chicos, ellos mismos pueden ejercer determinados actos por sí mismo. Obviamente esto tiene que ver con su madurez, es decir, si pueden ejercer derechos vinculados a su propia integridad física –el Código establece dos particularidades, hasta los 16 años y después de esa edad- también lo puede hacer sobre educación. Si lo puede decir sobre su salud y no va a poder decidir sobre su educación, con lo cual vamos a tener que incorporar el consentimiento de los chicos en esta situación de la vida escolar. El chico tiene ganas de estar en esta escuela o no? Es un tema que empieza a generar controversia en el sector. Eso está pensado para una escuela abierta como sucede en otros países, donde el chico tiene la posibilidad de elegir las materias, o tiene libertad de cátedra al estilo universitario donde el alumno puede elegir a los profesores. Esto en Argentina no existe, pero el Código abre puertas a un mundo totalmente nuevo, donde el adolescente que era un convidado de piedra es un sujeto activo en su propia vida, integración física, seguridad y en su educación” explico.-

Finalmente reflexionó “entendemos que es un tema que va a llevar tiempo en adecuarse, pero igualmente genera un montón de posibilidades y espacios nuevos para la vida diaria y el derecho”. 

Compartir

Comentarios

ivan

Además de ser un gran abogado, es una gran persona... adelante y q sigan los éxitos.. saludos

Responder a este comentario
Escribir un comentario »