Por Luciano Sclippa El 9 de diciembre de 2015 el Ing. Adalberto “Titi” Papp juró como intendente de Villa Ángela. Los temores de que se pudieran mantener en los cargos funcionarios sumamente cuestionados como Aldo Almirón, Filemón Roldan o Alita Ruíz Díaz. Los tropiezos y desafíos de un gobierno de vecinos, más que de políticos ante el cambio que demandaba la sociedad.

Desde las semanas posteriores a la elección que consagró a Titi como intendente de Villa Ángela, comenzaron los rumores de un futuro gobierno débil, y que conservaría parte de los funcionarios archi cuestionados (eufemismo). Y como una suerte de abono, Papp mantuvo el hermetismo hasta el final. Pero el 7 de diciembre (48 hs antes de jurar) develo el misterio presentando a su flamante equipo compuesto por vecinos, ciudadanos comprometidos en instituciones intermedias y se empezaron a disipar los supuestos y miedos.

Bajar gastos innecesarios y mover fichas. En la Secretaría de Gobierno ingresó Gustavo Ponce de León, mano derecha de Titi Papp y en Planificación Alberto Svenson, con lo cual “el chompiras” o “el cumpa” quedó afuera. De la Dirección de Servicios Públicos se hizo cargo el joven Darío Laisan, que en una semana recibió más críticas mediáticas, que el actualmente vacacionado Jorge “Alita” Ruíz Díaz en 12 años de gestión al galope de sus caballos de carrera, como así también Blanco, quedó Rojo porque ya no podrá arreglar más las calles a medias como lo hacía antes. Y en Tesorería entro Daniel Ayala, con lo cual Juan Filemón Roldan quedó afuera del gobierno, aunque sigue en el municipio por ser empleado de planta, pero ya no tiene decisión y está cómodo en un rincón. Ya sin su curro, se mantiene con las horas contadas, Jorge Almirón en Prensa Municipal, empleado “honesto” como su hermano que además de cobrar su sueldo, alquilaba los equipos (cámaras fotográficas, filmadoras, PC) al mismo municipio “para poder trabajar”.

En una semana el municipio redujo fuertemente los gastos operativos. Para muestra sobra un botón: En los primeros 10 días hábiles, la nueva gestión gasto unos 30 mil pesos en combustible para Servicios Públicos, haciendo los mismos trabajos que antes “implicaban” (en el mismo período de tiempo) poco más de $100.000. Y en la actualidad, son varias las estaciones de servicio que venden sus productos al estado municipal.

Las primeras semanas no iban a ser fáciles, ya que no habían quedado ni las luces del tradicional arbolito de navidad. El día que Titi Papp asumió tenía que pagar 2 millones de pesos que no estaban en las arcas municipales. Tras gestiones varias, logró cumplir con las obligaciones. En sus últimos días Susana Simonofsky incorporó a un importante número de trabajadoras precarizadas que por falta de fondos, se transformarían en un problema que tuvo que resolver el nuevo gobierno. El Ingeniero tuvo que ir desactivando conflictos plantados a cada paso que daba y en silencio murmuraba “pasamos diciembre y andamos en coche de primera”.

Primer conflicto político. Titi Papp asumió el cargo y declaró “no quiero que la primera medida de gobierno, sea el aumento de mi dieta”. Sin embargo, el concejo dictaminó lo contrario, aprobando un aumento para el intendente y por consiguiente para funcionarios y concejales que generó polémica en la opinión pública. Tan solo 24 horas después, la resolución había quedado frenada por ejecutivo municipal.-

Carnavales sí. Titi Papp quería corsos, pero no iba a meter mano en las arcas municipales para la organización del espectáculo. Samberos y La Nueva necesitaban recursos y la negativa del ejecutivo a costear el evento fue tema de discusión. Finalmente acordaron salir y en vez de la denostada CoMuniCor, surgió COPROCAR, una Comisión que si bien está presidida por la concejal Loli García, e integrada por dirigentes de ambas comparsas, es independiente del municipio y organizará el evento, asumiendo los costos económicos que implique.-

Pasó la tormenta. Con Papp entró un aire nuevo, y otra forma de trabajar. Los nuevos funcionarios tienen mucho para aprender y quizás el gran error es no nacer sabiendo. Pero Susana no tenía Máster en Gestión y se hizo cargo del gobierno durante dos años, aprendiendo sobre la marcha, con aciertos y errores. El Ingeniero tiene por delante muchos objetivos que cumplir y el gran desafío de “hacer el mejor gobierno que de todos los tiempos” como prometía en su campaña.- 

Compartir

Comentarios

Tiri

Adelante Titi. Sabiamos que no iba a ser facil, pero tambien tenemos la seguridad de que lo lograras. Necesitamos un municipio organizado y sin funcionarios que metan la mano en la lata. Sabemos de tu honestidad y capacidad de trabajo. Te estamos acompañando. Buena gestion!

Responder a este comentario

Titi

Cuidado compañero era bueno el cambio pero hay q ser humilde y no olvidarse quienes fueron los q te llevaron a estar donde estas!

Responder a este comentario

Juan

Es probable que este comentario no sea publicado. A fuerza de verdad la expectativa que el pueblo tenia por el cambio no se dio, las falencias de la gestion son innumerables, se insistió en la transparencia la honestidad (lo mismo ocurrió cuando perdió la alianza y luego todo se desbarrancó premiando al ideólogo del saqueo con la gobernación) y se olvidaron que para la función publica ademas se debe tener capacidad, da la sensación de que nada se ha planificado, nadie sabe donde trabajan la enorme cantidad de empleados que le dejo "plantado" la señora, y que cuando se resuelve algo es improvisado.

Responder a este comentario

al intendente

bajenlo del caballo porque ya esta subido

Responder a este comentario
Escribir un comentario »