Un paso importante se registró en la causa que investiga la desaparición de Maira Benítez tras el rechazo del juez federal Aldo Alurralde de asumir la competencia, por lo que las fiscales de Villa Ángela se pondrán al frente del resonante caso y recabar nuevas medidas de pruebas para abonar la pista de que la joven fue privada de la libertad y luego asesinada, tal como adelantara NORTE oportunamente sobre el giro que tomarían las pesquisas a pedido del abogado Pablo Vianello.

n febrero NORTE informó dos novedades relevantes en la causa por la desaparición de Maira (18), ocurrida el 17 de diciembre de 2016. Por un lado que el abogado Pablo Vianello, el que logró la primera condena por tentativa de femicidio en el Chaco se hacía cargo de representar a Antonia Leiva Morán, mamá de Maira. Acostumbrado a las complejas causas, Vianello fue por más y provocó un giro total en el expediente, fue contundente: “No necesitamos un cuerpo para juzgar y condenar a los responsables, tenemos varios casos en el país que se hizo juicio y se los condenó pese a no haber cuerpo”, explicó Vianello a NORTE.

 “La madre de Maira no tiene paz y necesita saber la verdad, yo desde que me hice cargo, le dije cuál era el panorama y el destino de su hija, no puedo mentirle y crear una expectativa que no está plasmada en el abultado expediente”, había dicho a este diario.

Un mes y medio después, el tiempo le da la razón. El juez federal de Sáenz Peña, Aldo Alurralde, avaló el dictamen del fiscal Carlos Sansserri, se declaró incompetente y el expediente regresó al juzgado de Garantías de Villa Ángela, a cargo de Yolanda Alvarenga de Gómez Samela, la que aceptó que sea el fuero provincial que continué con la investigación.

 

El fallo de Garantías

La magistrada lo plasmó en su fallo del 23 de marzo y que adelante NORTE hoy: “… Aceptar la competencia material en la presente causa de conformidad (sin perjuicio que con el devenir de la investigación esta postura pueda variar) y poner a consideración de las señoras Fiscales de Investigaciones las medidas probatorias sugeridas por el señor Fiscal Federal a fin de que la investigación no se paralice, toda vez que esta magistratura no tiene intervención, participación o responsabilidad en la producción y/o recolección de pruebas, todo ello conforme a los fundamentos expuestos en los considerandos, poniendo a disposición de la Fiscalía de Investigaciones interviniente los detenidos en la presente causa a saber: Silva Rodrigo Germán, Silva Catalino Abel y Cáceres Héctor Gabriel..”, concluye la jueza.

 

Los presos y los que están libres

Los tres están con prisión preventiva. Además, están complicados Sergio Coria, Ramón Cáceres –ambos consiguieron el cese de prisión- y Belén Ledesma, que estuvo pocos días con prisión domiciliaria durante el comienzo de la investigación, pero levantada esa medida, quedó imputada de encubrimiento. Pero para el fiscal Carlos Sansserri y el abogado querellante Pablo Vianello, hay más implicados al menos por encubrimiento.

Pero el fiscal de la “ciudad termal”, cuando redactó su dictamen de incompetencia entre sus 21 medidas que aconseja a sus pares de Villa Ángela (Gisela Oñuk y Silvana Rinaldis), sugirió una batería de medias que incluyen declaraciones testimoniales y a partir de allí, analizar si existen más responsables del hecho.

 

Lo más trágico

Lo más fuerte de ese oficio del fiscal Sansserri es poner bajo la lupa, sobre todo aquellas personas que pudieron haber sido partícipes de descartar y quemar el cuerpo en una ladrillera o sepultarlo en el cementerio de esa ciudad.

En esa línea se maneja actualmente el letrado Vianello, quien en los próximos días se trasladará hasta Villa Ángela, para mantener una reunión con las dos agentes del Ministerio Público Fiscal para solicitar nuevas medidas.

Fuente: Diario Norte

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »