La Justicia Federal pidió su detención pero sólo podrá ser detenido si el Gobernador le pide la renuncia o la Cámara de Diputados le quita los fueros. Peppo dijo que las acusaciones de desvío de fondos no tienen asidero.

El gobernador Domingo Peppo ratificó al ministro Fabián Echezarreta y dijo que el pedido de detención "tiene que seguir su curso".

El gobernador Domingo Peppo no pudo ocultar su pesar por la situación que atraviesa su gabinete, en especial tras conocer la orden de detención librada por la jueza federal Zunilda Niremperger en la causa Lavado 1, a instancias del fiscal Patricio Sabadini.

“Confío plenamente en el ministro y en todos mis funcionarios”, dijo el Gobernador, instantes después de conocerse la orden judicial, y adelantó que Echezarreta seguirá en el cargo.

“Vamos a seguir los pasos institucionales que correspondan”, remarcó, adelantando que la continuidad del ministro se dirimirá en la Cámara de Diputados de la Provincia, que debería hacer lugar al desafuero pedido por Niremperger, ya que a los ministros le asisten las mismas inmunidades que a los legisladores y no podrá ser detenido mientras continúe en es rol.

Echezarreta está imputado como coautor de lavado de activos, agravado por su reiteración y su condición de funcionario públicos, y como partícipe necesario de otros delitos. El fiscal cree que se desviaban fondos destinados a obras públicas a través de la contratación de empresas vinculadas a funcionarios provinciales.

Para Peppo, la acusación de corrupción en torno a la obra pública no tiene asidero: “No hay cartelización porque trabajamos con muchas empresas y todo se hace respetando el sistema de contrataciones, dentro de la ley”, dijo, asumiendo la defensa del ministro de Infraestructura y, quizás, adelantándose a la posibilidad de verse también involucrado en otra instancia del proceso.

 

Fuente: hdpnoticias.com

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »