El fiscal de investigaciones administraciones Dugaldo Ferreira dialogó con el programa radial “estación 21” y dijo que en el período 2011-2016 se les habían adjudicado a la provincia aproximadamente 2500 viviendas de las cuales se habían hecho solamente 540, con un criterio muy discrecional y sin un control adecuado lo que generó un enorme desvió de fondos cercano a los 1025 millones de pesos. Esto se dio durante las gestiones presidenciales del Instituto de Viviendas de José Valentín Benitez, el licenciado Juan Agostini, Oscar Domingo Peppo y la coordinación del instituto de viviendas que en ese momento estaba a cargo de Horacio Rey.

El fiscal administrativo Dugaldo Ferreira expresó “llevé adelante investigaciones desde la fiscalía de investigaciones administrativas sobre la construcción de viviendas en la provincia del Chaco. La investigación abarcó desde el año 2011 a mayo del 2016. En este transcurso de tiempo se implementó en el Chaco un plan federal de construcción de viviendas para personas de escasos recursos económicos, pueblos originarios y población criollas. En ese momento se les habían adjudicado a la provincia aproximadamente 2500 viviendas de las cuales se habían construido solamente 540, es decir que más del 40% no se ejecutó del total de las obras que había que hacerse. Estas viviendas se debían realizar en toda  la provincia, supuestamente fueron construidas a través de cooperativas de trabajo. Los fondos venían de las Sub. Secretaria de desarrollo y vivienda que dependía del Ministerio de Planificación,  a cargo, en ese momento, del arquitecto Julio De Vido y José López  del cual se reenviaban  los fondos al instituto de viviendas de la Provincia del Chaco y que ellos a su vez, entregaban a las cooperativas, adjudicaban las obras, fiscalizaban el avance de las construcciones. Todo se implementó con un criterio muy discrecional y sin un control adecuado lo que generó un enorme desvió de fondos".

 

MONTO

 En este sentido el fiscal argumentó “estamos hablando de un monto estimado de entre 800.000 y 1023 millones de pesos, que era dinero que había sido transferido desde nación a provincia entre el año 2011 y 2015. Esta suma de dinero fue consumida por la corrupción, porque en ese lapso de tiempo faltaron construirse 2000 viviendas. Lo que implica que 2000 familias chaqueñas  fueron privadas de tener el acceso a su vivienda justamente por el mal manejo de eso fondos".

"A los fondos que llegaron  a la provincia se los manejó luego con las cooperativas que construían las viviendas y es ahí donde se producen  las anormalidades, las irregularidades. Esto se dio durante las gestiones presidenciales del Instituto de Viviendas de José Valentín Benitez, el licenciado Juan Agostini y Oscar Domingo Peppo y la coordinación del instituto de viviendas en ese momento estaba a cargo de Horacio Rey".

Fuente: http://gentedepueblo.com

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »