El siglo XXI trajo consigo ­de la mano de los últimos años de su centanario antecesor­ nuevas maneras de comprar y vender, de relacionarse socialmente y, en fin, en cierto punto... de vivir.

Esa forma tradicional de “hacer las compras”, o lo que también suele decirse “salir de compras”, no ha desaparecido... por suerte, para quienes gustamos de caminar y visitar tiendas; pero sí comparte hoy el protagonismo con una nueva alternativa de comercializar: a través de internet.

Múltiples servicios y productos se encuentran a total disposición mediante la red de redes, que nos posibilita diversas formas de pago, nos proporciona beneficios y precios exclusivos, etc. E igualmente, si es de los que se inclinan por comprar personalmente en un comercio o agencia, puede realizar todas las averiguaciones previas desde su casa, cómodamente, informándose lo suficiente para luego dirigirse al lugar en donde concretará la operación.

Por eso, ya sea para adquirir un producto o servicio y/o para arribar a data de interés, cuenta con internet que le facilita las tareas y le da ventajas en precio, formas de pago... y más.

Muchas empresas ya permiten, en sus portales web, comprar por esta vía; cada vez se suman más, lo que hace más interesante el mercado comercial digital y genera competencia entre las firmas, lo que repercute en beneficios para los usuarios.

Además de dichos sitios, están aquellos que reúnen integralmente información de diversas empresas del mismo rubro, permitiéndo cotizar, comparar y adquirir esos productos o servicios al instante y de manera segura. Como en todos los ámbitos de la vida, pueden aparecer aspectos que no nos generan una gran confiabilidad, por lo que deberemos ser selectos y cautelosos a la hora de elegir, para evitar así sorpresas desagradables y malos ratos.

A toda esta realidad se le suman las condiciones económicas actuales generales (a nivel país) y la situación e intereses locales, que le dan un toque particular a ese mundo de compra y venta online. Así, por ejemplo, tenemos ­en Villa Ángela y en el resto del sudoeste chaqueño­ una tendencia hacia los viajes y los autos (en especial 0Km.), ya que por la flexibilidad y facilidad de pago que las empresas productoras y comercializadoras ofrecen, convierten a estas opciones de compra en una forma interesante de inversión y ahorro. Se tornan, entonces, en un buen canal para no desperdiciar el poder adquisitivo del dinero que se posea, motivando el destino de esos fondos hacia el relax y el enriquecimiento vivencial y cultural (a través de los viajes) o adquiriendo vehículos nuevos que, en muchos casos, son factibles de pagar en pesos y a tasa cero. Esto último, es una medida que significa una inyección para el mercado automotor y, para los compradores, una atractiva posibilidad.

Por todo esto, comprar y cotizar online, es una idea genial que vale la pena considerar.

Compartir

Comentarios

nombre

lo he probado y da resultado. mario de el Salvador

Responder a este comentario
Escribir un comentario »