La causa por el asalto a la estación de servicio de Hugo Roger en 2012 y que involucraba a tres policías tuvo esta mañana una sentencia. Cristián Corbalan, José Cabrera y Renzo García fueron condenados a 10 años y seis meses de prisión efectiva por ser coautores penalmente responsables de los delitos de “robo con armas y robo con armas de fuego no apta para el disparo en concurso ideal agravado por su condición policía”. En aquella madrugada de octubre, los poliladrones se llevaron dos billeteras que tenían en total $600.-

A las 11 horas de este miércoles el tribunal colegiado encabezado por la Dra. Hilda Beatriz Moreschi, los Vocales Dr. Daniel Ruiz y Dr. Mario Nadelman, y con la presencia de la Secretaria N°1 Dra. Gisela Mariana Oñuk, leyó la sentencia ante los imputados, sus abogados defensores y familiares.

Cristián Corbalan, José Cabrera y Renzo García fueron sentenciados a 10 años y seis meses de prisión efectiva por la causa “Robo con arma en poblado y en banda, agravado por ser los autores integrantes de la fuerza policial, todo en concurso real con privación ilegítima de la libertad doblemente agravado”. Expte N° 39 – F° 36 – Año 2014 (Reg. Fisc. N°3476/12). Y aunque la abogada de uno de los condenados adelantó que apelará a la sentencia dictada por el tribunal,  no hay grandes expectativas de cambios en el fallo.-

El hecho por el cual se condena a los tres policías

El caso fue ampliamente difundido en aquellos días por los medios de comunicación de la ciudad. Primero por tratarse de un robo violento, poco habitual en la ciudad, y que con el paso de los días comenzó a tomar relevancia debido a los elementos con los cuales se había cometido el asalto y que hicieron sospechar –lo que luego se confirmaría- que los delincuentes eran parte de la fuerza policial.

La madrugada del 10 de octubre del año 2012, siendo las 03,00 horas aproximadamente, Osvaldo Miguel González -encargado de turno de la estación de servicios “HR Combustibles” ubicada en esquina Pte. Perón y Pelligrini de esta ciudad-, se encontraba en compañía de Adolfo Inderkumr y Juan Szabo en uno de los garajes de dicha estación. En ese momento ingresaron en el lugar tres delincuentes- Cristian Exequiel Corvalan, José Domingo Cabrera y Renzo Javier García-, con sus rostros cubiertos con pasamontañas y guantes color negro, vestidos con buzos y camperas con capuchas de color oscuro, blandiendo en sus manos cada uno de ellos, elementos de color negro similar caño galvanizado de gran tamaño reconocidas por los damnificados como picanas eléctricas, diciéndole uno de ellos: “Al piso, al piso o los quemo…¿dónde está la recaudación?”, mientras le aplicaban descargas eléctricas a Adolfo Inderkumer y a Osvaldo González para que se tiren al piso. Las víctimas lograron ver que dos de los asaltantes tenían armas de fuego tipo pistolas de gran tamaño, una de las cuales era similar a la que usa la policía siendo esta de color negro.

Posteriormente, los asaltantes se distribuyeron dentro del local, ingresando uno de ellos en una oficina, mientras los dos restantes permanecían reduciendo a González junto a sus acompañantes, amenazándolos “no se muevan o los mato” procediendo uno de los sujetos a sustraerle a Adolfo Inderkumer un teléfono celuar marca Nokia 5130 color oscuro, el cual cae dentro de la fosa impidiendo que pudiera llevársela, mientras el otro imputado le sustrajo a Osvaldo González la billetera que contenía la recaudación del día al horario de servicio cuyo monto ascendía a la suma de ciento cincuenta y cinco pesos, y su billetera personal que tenía una suma de $450 pesos. Luego se dirigieron a la parte trasera del lugar en que hallaban, donde estaban estacionados varios automóviles propiedad de Hugo Roger y rompiendo –al salir- la luneta de la coupe fuego color rojo donde pensaban encontrarían una suma de dinero importante y al no encontrar nada, se dieron a la fuga.-

Por dicho episodio condenaron a los tres policías como coautores penalmente responsables de los delitos de “Robo con armas y robo con armas de fuego no apta para el disparo en concurso ideal agravado por su condición policía” a la pena de diez años y seis meses, de la que será parte integrante la tasa de justicia de $150 pesos, y que deberán abonar dentro de los cinco días de quedar firme la sentencia. 

Compartir

Comentarios

Don Omar

Conociendo nuestras leyes, me atrevería a decir que de policías cobran $ 5.000 y estando presos van a cobrar $ 8.000 . . .

Responder a este comentario

o.alverto

por suerte se hace justicia

Responder a este comentario

ladris

ladris...ja ja quieren escalar en la sociedad sin cerebro miliquitos de 4ta

Responder a este comentario

nelson

es que estos polis creyeron que era verdad ese dicho "el que roba a un ladron tiene 100 años de perdon"

Responder a este comentario

Pablo

jajjaja buen comentario Nelson, Don Omar informate antes de poninar $8 mil??? jajaja

Responder a este comentario
Escribir un comentario »