El ministro de Educación, Sergio Soto propondrá que el ciclo lectivo 2016 en el Chaco comience el lunes 29 de febrero y finalice el viernes 16 de diciembre, tal como lo planteó el ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni, en la última asamblea del Consejo Federal.

De esta manera, se pretende cumplir con un calendario escolar de más de 190 días de clase, establecidos por la Resolución N° 165/11 del Consejo Federal de Educación, para que impacte en la vida cotidiana de las escuelas y permita mejorar los aprendizajes y las condiciones de enseñanza, en consonancia con el acompañamiento de planes y programas socioeducativos.

Del mismo modo, el ministro ratificó que la provincia continúa avanzando hacia la calidad educativa, señalando que los resultados obtenidos en el último Operativo Nacional de Evaluación (OPE) indicaron una mejora sustancial en todas las áreas básicas (Lengua, Matemática, Ciencias Sociales y Ciencias Naturales).

 

Más inclusión

El ministro Soto destacó que en materia de inclusión educativa en el 2015 hubo un crecimiento de la matrícula de más de 10.000 alumnos y alumnas que fueron incorporados en los distintos niveles y modalidades. En este sentido, remarcó que más de 3.000 niños y niñas fueron incluidos en las salas de 4 años del Nivel Inicial, que fueron creadas en cumplimiento de la ley de obligatoriedad.

“El período de máxima expansión del sistema educativo de la provincia se da en la gestión del gobernador Jorge Capitanich, incrementándose la creación de cargos y horas cátedra en un 42,7%, con lo cual durante los ocho años de gobierno es el que más empleo ha generado en este sector”, concluyó Soto.

Compartir

Comentarios

Juan

Comenzar las clases en febrero no sería solución, se debería mejorar este deteriorado y obsoleto sistema educativo agravado aún mas por los paros que considero que no le importa la educación y formación de nuestros hijos. Los mas perjudicados son los niños y ya es hora que nosotros como padres comencemos a congregarnos y presionar para que esto mejore. Los padres debemos ser imparciales al respecto, presionar al gobierno y también a los docentes para que cumplan con la función de educar y transmitir conocimientos.

Responder a este comentario
Escribir un comentario »