A medida que avanza la noche los empleados se ponen más nerviosos porque las jaulas del circo -con el piso y el techo desvencijados- apenas contienen a los felinos. Para colmo, el dueño se quiere ir y llevarse el trailer.

Hace 11 días los animales fueron “secuestrados” en Villa Ángela y el propietario del Circo Mexicano Veracruz, Daniel Ángel Pedro Yovanovich, demorado unas horas por el presunto delito de maltrato animal.
Lo paradójico es que después de declarar ante el fiscal Salomón Garber y de una enojosa intervención del procurador general adjunto Miguel Fonteina, como nadie se animaba a tocarlos fue el propio Yovanovich el encargado de trasladarlos a Sáenz Peña, el único lugar con instalaciones adecuadas en la provincia. O eso parecía. 
Los nueve carnívoros llegaron hoy al Complejo Ecológico Municipal termal y se armó una batahola. El coordinador del Zoo, Jorge García, no estaba. Los empleados aseguraban que no había jaulas aptas, que semejantes depredadores no se pueden mezclar con otros animales y que nadie les avisó nada.  
Con el correr de las horas y las primeras sombras de la noche cayendo sobre el Zoo, la pregunta de Diario Chaco no sorprendió al dueño del circo: “¿Los tigres comieron hoy?” 
“Sí, comieron: cien kilos de pollo”, y precisó: “Pueden comer una vaca de 200 o 300 kilos por día”. El costo de manutención es formidable. 
A sabiendas de ese dato, el intendente Gerardo Cipolini se contactó con el gobernador electo Domingo Peppo para encontrar una solución beneficiosa para todos. El saenzpeñense estaría dispuesto a financiar los gastos para la infraestructura y parte del mantenimiento con fondos comunales. 
El problema es que los nueve tigres tendrán que pernoctar hoy en el lugar y alguien tendrá que procurarles agua y alimentos. Parece obvio que los empleados del Zoo son los más capacitados, pero nadie quiere acercarse. Incluso Yovanovich admitió que están “estresados” y que cuando tienen hambre y sed “se ponen peor”. 
Aún así se permitió un chiste: “Están haciendo más circo que el circo que yo tengo”. En ese momento llegó Cipolini para hacer los trámites de “adopción” y también bromeó: “Si los tigres se escapan, a los primeros que se van a comer es a los periodistas”. Las risas apenas ocultaron el nerviosismo general. 
Esperemos que no pase nada de eso y que estos malogrados monarcas de la jungla asiática puedan quedarse en la localidad. 
Fuente: Diario Chaco

Compartir

Comentarios

eduardo

parece que este traficante de fauna y maltratador todavía tenia ganas de bromear ,pero por suerte ya perdió sus tigres y vivirán en un lugar mas amplio que en la lata de sardinas que los tenían,a pesar que mucha gente (que jamas leyeron sobre biología o derecho ambiental)defienden a un tipo que tiene encerrado todo el día a 9 animales y piensan que con estar "gordos"los animales están bien,sin pensar que no corrían,jugaban,o caminaban cosas que es normal en cualquier animal y que estos jamas podían hacer ,pero bueno de a poco la cultura retrograda ira cambiando y mientras el país entero felicitaban a la ong afada acá defendían al cirquero "trabajador"

Responder a este comentario

para eduardo

Pero mira que son brutos algunos. Hay que meterlos a ellos en una jaula minúscula llena de excrementos y cagarlos de hambre y a golpes a ver si así entienden. Por gente así de bestia es que sigue el maltrato a los animales, no sólo a estos sino a todos. Son los mismos que apoyan la tracción a sangre, la explotación y venta de mascotas, las corridas de toros, y seguramente hasta el festival yulin de China donde comen perros y gatos previa tortura. Increíble.

Responder a este comentario

Respuesta para 'para eduardo' de 'eduardo'

coincido totalmente ,y sumo a la lista las carreras de galgos,peleas de gallos,doma,tiro al pichon etc .lo que no me queda claro es si es un comentario o una respuesta hacia mi opinión.

para eduardo

Me refería a los defensores del cirquero, teniendo en cuenta tu comentario.

Responder a este comentario
Escribir un comentario »