El presente documento tiene por objetivo realizar un pequeño análisis actualizado sobre el impacto del programa político, económico y social desarrollado por el proceso político denominado kirchnerismo, aportando información sobre los recursos enviados por la Nación a las provincias y la evolución de la deuda pública provincial.

El Cuadro N° 1 exhibe los recursos remitidos por el Gobierno Nacional a las provincias y a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires por Coparticipación Federal, Financiamiento Educativo – Ley N° 26.075 y demás recursos financieros en el marco del Acuerdo Nación – Provincias, Ley N° 25.570 en promedio en el período 2003 y 2014. Los citados recursos se incrementaron un 1438%, en promedio.

Cuadro N° 1

A través del Cuadro N° 2 podemos observar la evolución de la Deuda Pública 2003-2014 de las 23 jurisdicciones provinciales y la CABA que en promedio se acrecentó un 157,64%.

Cuadro N° 2

Conclusión 1: comparando los Cuadros N° 1 y N° 2, podemos arribar a una primera conclusión. Los recursos girados por la Nación a las provincias aumentaron en mayor proporción a las deudas provinciales.

Cuadro N° 3

El Cuadro N° 3 muestra la relación entre las deudas provinciales y recursos enviados por la Nación a las provincias en 2003. En dicho cuadro podemos ver que la deuda provincial total era 3,57 veces mayor a los recursos nacionales distribuidos.

Cuadro N° 4

En este caso, el Cuadro N° 4 exhibe la relación entre las deudas provinciales y recursos enviados por la Nación a las provincias en 2014. En ese período la deuda de las provincias representó el 60% de los ingresos nacionales enviados a aquellas.

Conclusión 2: de la comparación de los Cuadros 3 y 4 arribamos a otra conclusión.

En 2003 la deuda de las provincias era 3,57 veces mayor a los recursos enviados por la Nación, en otras palabras se necesitaba 3 años y 7 meses para saldar las deudas.

En 2014, la relación recursos nacionales y deuda provincial mejoró de manera notable, representó solo el 60% de los recursos respecto a la deuda.

Es decir que las provincias necesitan de 7 meses de recursos nacionales para pagar sus deudas.

CONCLUSION FINAL:

Desde el 2003, año de asunción del presidente Néstor Kirchner, a la actualidad con la presidencia de Cristina Fernández las provincias se vieron indudablemente favorecidas con las políticas socio económicas ejecutadas en estos 12 años.

11. )    El constante aumento de los recursos enviados por el Gobierno Nacional a las provincias, se debió al incremento de la recaudación tributaria nacional que tuvieron como eje:

a)    la expansión del mercado interno,

b)    la ampliación y protección de los puestos de trabajo,

c)    las negociaciones paritarias que significan aumentos salariales, entre otros conceptos,

d)    el reconocimiento de derechos que garantizan un ingreso mínimo a las familias con hijos (Asignación Universal por Hijos y Asignación por Embarazo),

e)    la moratoria previsional que permitió a muchos trabajadores poder jubilarse,

f)     los incrementos bianuales de las jubilaciones (ley de movilidad jubilatoria)

g)    la creciente industrialización.

22. )    A lo descripto en el punto anterior no hay que olvidarse que a partir de abril de 2009 si instituyó el Fondo Federal Solidario, comúnmente llamado “fondo sojero”, que implicó más recursos para las provincias. Desde el 2009 al 2014 las jurisdicciones provinciales recibieron $ 50.000 millones adicionales para el financiamiento de obra pública y que no son tenidos en cuenta para el análisis desarrollado en este caso.

33. )    El mejoramiento de la relación de la relación, amén de las medidas impulsadas y enunciadas precedentemente, se debió, además, al “Programa Federal de Desendeudamiento de las Provincias Argentinas” instituido por el Gobierno Nacional con el objetivo de reducir la deuda de las provincias con aquel. Esta decisión permitió que las provincias ahorren $ 35.510 millones.

Estamos en vísperas de una nueva elección presidencial donde está en juego dos modelos de política y por ende dos proyectos de país.

Uno de ellos es el encarnado por Mauricio Macri, quién impulsará medidas basadas en la liberalización del tipo de cambio y del comercio exterior, y el fomento de la especulación financiera. Esto tendrá como consecuencia la destrucción del aparato productivo de nuestro país, el aumento de la desocupación, la pobreza y la indigencia, el ajuste fiscal, la concentración de la riqueza en pocas manos, sin obviar los efectos negativos para las economías regionales y provinciales.

Con respecto a este último tema, el candidato de la derecha, Mauricio Macri, sostiene que es necesaria la eliminación de las retenciones a la soja y de impuestos que son coparticipados con las provincias. Qué respuesta tiene la derecha argentina para suplantar esa disminución de ingresos para las provincias? Es cierta la preocupación que tienen por las economías regionales?

En síntesis, votar por Macri, significa la vuelta del neoliberalismo y al 2001.

El otro modelo de políticas y de proyecto de país es el encarnado por Daniel Scioli que es diametralmente opuesto al de Macri y tiene como punto de partida el 25 de mayo de 2003, con la presidencia de Néstor Kirchner, y continuada por la presidenta Cristina Fernández desde 2007 a la actualidad. Los mismos tienen por objetivo consolidar las conquistas y políticas que dieron respuesta a los derechos y necesidades de los sectores populares y el afianzamiento de una Argentina soberana, igualitaria e incluyente.

El 22 de noviembre, sin lugar a dudas: Daniel Scioli presidente.

 

Fuente: otrochacoesposible.blogspot.com.ar

 

 

Compartir

Comentarios

Eleonora

Macri= derecha... Scioli izquierda? Kirchnerismo izquierda? jaaaa, son buenos haciendo bromas

Responder a este comentario
Escribir un comentario »