Por Luciano Sclippa

Cuando parecía que todas las noticias malas venían de la mano del nuevo Presidente Mauricio Macri, con los despidos masivos de trabajadores de distintos organismos de manera diaria y la puesta en marcha de diversas medidas anunciadas en campaña y que a simple vista no benefician a los sectores más vulnerables, llega el anuncio de créditos y subsidios para el sector lechero, con lo cual se abre una pequeña posibilidad para que Villa Ángela pueda hacer funcionar el oneroso proyecto lácteo, nunca inaugurado.

Los millones de pesos arrojados en el edificio de Villa Ángela para el ambicioso y poco pensado proyecto Lácteo, parecen derrochados, desaprovechados. Años de escuchar anuncios y promesas repetidas que nunca terminaron de concretarse, dejando postergada la iniciativa que solo en los sueños se convirtió en una alternativa de producción esperanzadora, sobre todo para algunos ganaderos que desean mantenerse en el campo, viviendo de variadas actividades productivas.-

En esta oportunidad, tampoco nada es seguro. El anuncio del presidente Mauricio Macri está destinado específicamente para la Cuenca Lechera por excelencia en el país (Santa Fe, Córdoba, Buenos Aires y Entre Ríos). Pero en política todo es posible, sobre todo cuando hay buena voluntad. Solo habría que desear que en esta oportunidad no se coloque el carro por delante del caballo como ha sucedido mil veces, donde la política partidaria, el amiguismo, se posicionan en el primer escalón de las acciones, en vez de las necesidades de los pueblos.

En ese panorama, no sería sencillo para Villa Ángela conseguir algún crédito para terminar el proyecto lácteo (que de hecho tuvo fuertes críticas de funcionarios nacionales del gobierno anterior) y comenzar alguna producción con productores comprometidos. Igualmente de fácil sería conseguir subsidios para una Planta Láctea que no funciona, ni tiene productores en kilómetros y kilómetros a la redonda. De todas formas, “gestionar” no cuesta nada.-

La responsabilidad de hacer funcionar la planta es compartida entre el intendente Papp y el gobernador Peppo. Pero el mandatario provincial sigue teniendo más obligaciones y debe ser uno de los motivos de su desvelo. Hace 5 años pidió acompañamiento para su tercer mandato como intendente donde completaría los proyectos pendientes; luego partió hacia el Instituto de Viviendas de la provincia para gestionar aún más recursos y claro, viviendas Villa Ángela; hasta que finalmente pidió otro respaldo a la comunidad local para llegar a la gobernación, para ahí sí, favorecer a la ciudad.

Las fichas a mover se verán en los próximos meses. Villa Ángela no solo merece, sino que necesita que los motores comiencen a dar vueltas, porque eso significaría la incorporación de mano de obra local. La mole de cemento que sirvió solo para hacer política en épocas electorales de 2011, 2013, y 2015 tendrá el último impulso para poder funcionar? O seguirá paralizada y como una muestra no gratuita de lo que no hay que hacer?  

Compartir

Comentarios

Juan

Jajajaaaàjaaa cuenca láctea ....es más pomposo que crédulos...antes de las elecciones traería el supremo dos camiones se 20000 para inaugurar! Y seguir la farsa..Cuenca...ríos de leche! !!jajaja

Responder a este comentario

cuenca

"nuestro loco" cuenca !!! es mas real y se lo ve funcionando...basta de esta mentira ...sigan con el verso del corsodromo...la planta de aloe vera...el parque industrial...el domo del centenario....vieron que hay mas mentiritas de la década mentida

Responder a este comentario
Escribir un comentario »