Así lo reconoció el presidente de la filial de la Cámara Argentina de la Construcción, Héctor Chaquires. Dijo que obras de envergadura como el acueducto, la planta potabilizadora de Barranqueras y viviendas están paralizadas por falta de envío fondos de Nación. Piden al gobierno provincial que les otorgue un crédito para reactivar al sector.

“La construcción está viviendo una crisis similar a la del 2001. Prácticamente toda la obra pública está paralizada, salvo la obra nacional del Gasoducto. Después todo el resto está parado. La del acueducto, la repotenciación de la planta potabilizadora en Barranqueras, la autovía también –que aparentemente la semana que viene arrancaría en un ritmo muy lento”, señaló Chaquires en declaraciones a RADIO CIUDAD.

“La mayoría de las obras de viviendas, las escuelas, los hospitales, todas están paralizadas. Esto ha puesto en crisis a todo el sector. Y digo el sector porque no sólo afectó a las empresas constructoras sino también a los trabajadores y al sistema que se mueve alrededor de las empresas constructoras, desde el ladrillero hasta los corralones de los materiales. Toca a todos los sectores de la sociedad”, añadió.

El empresario de la construcción comentó en este marco que, junto a la Unión de Obreros de la Construcción Argentina (UOCRA), iniciaron una ronda de diálogo con legisladores provinciales con la idea de buscar una salida a esta situación.

“Nosotros teníamos una agenda en conjunto con la UOCRA y vamos cumpliendo con esa agenda. Una de las condiciones que teníamos era interesar ahora e informar de esto a los legisladores provinciales. Creíamos que era más conveniente hacerlo por bloques. Esta semana fue el turno del bloque justicialista a lo que informamos y le hicimos nuestro diagnóstico y ellos en una reunión en donde había más de 20 empresarios de la construcción querían saber qué podían aportar”, sostuvo.

“Nosotros le llevamos las inquietudes y le dijimos que la prioridad para todos es el empleo. Queríamos ver que dentro de esta situación de emergencia se den algunos pasos. Tanto ahora para la crisis y por otro la pos crisis”, indicó.

“Por un lado está una deuda que es bastante importante que va minando la condición de las empresas. Por más que a una empresa le pague dentro de dos meses parte o la totalidad de la deuda, cosa que va a ser imposible, hay empresas que caen como empresas”, afirmó.

“Por otro lado el gobierno al tener una devaluación tan profunda del 40% y sin embargo los precios seguir avanzando se ha quebrado la ecuación económica de cualquier obra. Entonces hoy no sabemos qué precio tiene una obra”, añadió.

“Y por otro lado también tenemos un presupuesto de 2016, con un montón de obras que estaba previstas y que ahora no sabemos si se van a cumplir o no. Nosotros lo que queríamos es enterarlos a los diputados de qu enosotros tenemos una idea de un plan de contingencia que es que la provincia vea si puede lograr algún tipo de crédito para inyectar al mercado de la construcción entre 200 o 250 millones por mes como para recomponer un segmento de entre 5 mil y 6 mil puestos laborales. Esto haría que la caída no sea tan profunda”, dijo.

 Fuente: Chaco Día por Día

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »