El brote epidémico de dengue sigue creciendo y los expertos aseguran que el pico podría darse en dos semanas debido a la persistencia de lluvias por el fenómeno climático de El Niño y la alta presencia del mosquito Aedes aegypti, vector de la enfermedad. El Ministerio de Salud de la Nación informó ayer a través de su boletín epidemiológico que ascienden a 19.451 los casos de dengue notificados. De ellos, 7.969 corresponden a casos autóctonos distribuidos en 14 jurisdicciones del país, mientras que 1.518 corresponden a casos importados en 21 provincias. Los restantes están todavía en estudio.

Se registran brotes de dengue con transmisión sostenida en Misiones y Formosa (provincias que notificaron hasta el momento 5.911 y 717 casos respectivamente). También hay brotes circunscriptos a localidades o barrios con casos autóctonos e importados en ocho provincias, entre ellas Buenos Aires y CABA.

“Tenemos 338 casos confirmados de dengue, de los cuales 108 son autóctonos. El perfil de los múltiples brotes que se encuentran en la provincia varía de acuedo a la región. Para  la región de La Plata, es un brote de casos importados mientras que para la región de Morón y Tres de Febrero, el perfil es de casos autóctonos”, explicó Ivan Insúa, referente de Epidemiología del Ministerio de Salud bonaerense. “Entendemos que si bien para fines de marzo se espera la población máxima de mosquitos, eso no significa que vaya a ocurrir una epidemia. Estamos en estado de alerta”, agregó el funcionario.

Para Tomas Orduna, jefe del Servicio de Medicina Tropical del Hospital Muñiz, quedan por delante dos semanas que preocupan. “Hay muchos mosquitos y una situación climatológica favorable para la reproducción del Aedes. Hay que estar alertas y trabajar fuerte en la eliminación de los criaderos”, sostuvo.

Críticas. Ante esta situación, desde diversos sectores políticos se realizaron pedidos para que el Ministerio de Salud de la Nación declare la emergencia sanitaria. Se trata de una herramienta administrativa que otorga facultades a la cartera sanitaria para tomar las medidas que considere necesarias para reorganizar los recursos humanos del área y para disponer libremente de los fondos asignados al efecto.

Entre las voces críticas, se alzó la del ex ministro de Salud de la Nación Ginés González García, quien comparó el actual brote con la epidemia de 2009, donde hubo más de 26 mil casos y cinco muertes. “El dengue llegó para quedarse. Este año lo malo fue que la Nación delegó la responsabilidad en las provincias. No quiero atacar al Gobierno, pero eso me parece una locura. El Gobierno podría declarar la emergencia, fumigar y comprar reactivos”, dijo el ex funcionario duhaldista y kirchnerista en declaraciones a NA.

Jorge San Juan, de la Dirección Nacional de Prevención de Enfermedades y Riesgos del Ministerio de Salud de la Nación, aseguró que por el momento no están evaluando declarar la emergencia sanitaria nacional. “Primero, estamos teniendo un serotipo (DEN 1), que es el que esta circulando en el 90% de los casos. Segundo, no hay gravedad en el curso de esta epidemia. Por el momento, no hemos tenido muertes. Sabemos que habrá más casos pero es una enfermedad que dura siete días y luego comienzan a declinar los síntomas. Y en el caso de que haya un caso grave, el cuadro es reversible si el paciente asiste en tiempo y forma al hospital. Por último, no todas las provincias del país tienen dengue”, sostuvo San Juan. El experto llamó a combatir el mosquito vector eliminando los criaderos y a consultar al médico ante los síntomas de dengue, como fiebre alta y dolor de cabeza.

Fuente: Perfil

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »