La primera dama de la ciudad en una charla con VillaAngelaHoy por este día tan especial de la mujer, comentó sus vivencias como mujer, realizó un parangón entre la mujer de antes y la de ahora, contó su lucha por los derechos de las mismas desde su pequeño lugar siempre y en toda la charla dejó muy claro el rol de la familia para mejorar la sociedad.

Primeramente dijo, “en este día tan especial de la mujer un saludo a todas las mujeres, un abrazo fraternal, y entre todas juntarnos para seguir luchando para tener más derechos y para que realmente haya una igualdad entre el hombre y la mujer en lo laboral, en lo familiar, y por sobre todas las cosas que se respeten y que puedan disfrutar de su maternidad con toda la paz y la alegría que necesitan.

Luego comentó sobre sus primeros días recordando que sus padres vivían en Coronel Du Graty y mencionó que ella nació, y agregó, “luego viajamos para Resistencia donde hice la primaria, la secundaria, estudié abogacía, fui maestra también un tiempo, después ejercí como abogada y la vida me llevó a volver acá cuando me casé con el Ing. Papp y así empezamos una vida acá en Villa Ángela, ya que siempre fue un lugar muy querido para mí porque mi madre nació acá, mis abuelos eran ferroviarios. Siempre tuve un vínculo muy especial con Villa Ángela. Porque tanto mi mamá como mi papá eran originarios de este lugar y después de 20 años volvimos y desde esa época estoy acá viviendo.”

En cuanto a la mujer en su juventud y la mujer de hoy en día dijo Sonia, “la mujer ha cambiado, ahora es muy distinto. En mi época, todas queríamos casarnos a los 18 años, ahora nadie se quiere casar. Las mujeres, creo que hemos hecho un avance en muchas cosas, logrando ocupar cargos importantes de acuerdo a capacidades, se ha logrado que se la respete, muchas cosas, hay un avance muy importante en estos últimos años. Realmente de aquella mujer sometida, que tenía que vivir para el marido, para los hijos, trabajando, sacrificándose sin reconocimiento estamos lejos. Hoy la mujer tiene un reconocimiento social, tiene mucho más derechos, aunque falta mucho porque por todo ese tipo de actividades de la mujer de ir de frente, apareció un flagelo que quizás antes no había, la mujer era sumisa, ahora no lo es y entonces aparece la violencia hacia la mujer que tan frecuentemente estamos viendo, aparte que la sociedad está violenta, pero hay un ataque especial hacia la mujer en la vida familiar y eso destruye la familia, destruye los hijos, y todas las cuestiones de familia y hay mucho de este tipo.”

En cuanto a su vida laboral dijo, “fui maestra, luego abogada y al poder judicial ingrese como proveyente. En esa época ningún abogado ingresaba así junto con la Dra. Emilia Valle, ingresamos desde el primer escalafón de la carrera judicial y ahí fuimos luchando, estudiando, así llegue a juez que para mí no era un trabajo, sino un deleite. Luego llegó el momento que me tuve que retirar pero siempre tengo ese gran corazón por el poder judicial porque ahí se puede hacer mucho por la mujer.”

También recordó que, “ahora ya soy abuela, si bien no estoy retirada de la vida laboral porque siempre yo estoy trabajando como abogada, ayudando, estudiando, ya no estoy más en el poder judicial pero estoy haciendo una cosa muy linda para mí como es atender a mis nietos, estar un poco más en familia.”

Agregando Sonia, “porque la vida que hemos llevado cuando yo era juez por ejemplo, me implicaba 15 hs trabajando, y hay como un reclamo que me hago yo que un poco abandoné mis hijos en esos tiempos, entonces todo eso estoy supliendo ahora digamos dedicándome a la familia, a mis hijos, a entretenerlos.”

En cuanto al rol solidarios que siempre se vio de la familia Papp dijo Sonia, “siempre nos interesó ayudar. Tanto a mí como a mi marido, hacer algo para que todos puedan ejercer sus derechos. Nos sentíamos mal cuando alguien no podía hacer lo mismo que nuestros hijos por ejemplo. Entonces hacemos desde nuestro pequeño lugar lo que podemos para que todos tengan los mismos derechos.”

Y agregó, “eso mamamos de la casa. Por ejemplo mi suegro era un hombre que vivía ayudando a los demás y eso uno lo va viviendo, lo va palpando, por eso es muy importante el ejemplo que dan los padres. En mi casa también, mi mamá era maestra de las de antes dedicada, siempre ayudando, haciendo todo lo posible, entonces eso uno lo va captando, y uno también lo quiere transmitir a sus hijos porque la sociedad lo va a captar, va a ser más justa y vamos a vivir mejor de verdad cuando todos nos preocupemos un poquito más por los demás y hacemos cosas para que el otro esté un poquito mejor.”

Destaca ya casi en el final que, “a la mujer le cuesta más todo. A aquella que llegó de gerente tiene que ser seguramente una luz. Cualquier hombre puede llegar a gerente. Siempre a la mujer le cuesta más todo. En estos momentos creo que falta mucho para que pueda asegurar sus derechos, para que pueda ejercer una maternidad plenamente. Generalmente los padres desaparecen y la madre tiene que estar llevando adelante su hogar. A la mujer muchas veces no se la valora y no se le da su lugar.”

Por último señaló Sonia que la motiva mucho el tema de la violencia contra la mujer, y dijo, “esa violencia que lleva muchas vidas y destruye hogares. Y la trata de personas que también está vinculada a la mujer, todas esas cosas son para las que hay que luchar mucho, para que terminen esos flagelos que tanto destruyen a la sociedad.”

Compartir

Comentarios

nombre

ME GUSTÒ LA PUBLICACIÓN,,, LA FELICITO POR SU LUCHA Y DEDICACIÒN,, DESDE BS. AS. LA SALUDO.. PATRICIA LEDESMA

Responder a este comentario

Tiri

Muy linda tu nota, felicitaciones!

Responder a este comentario
Escribir un comentario »