El robo se dio el pasado viernes cuando un joven de 11 años se dirigía de su domicilio hacia la escuela Félix Frías, pero unas cuadras antes fue abordado por un sujeto que con un cuchillo amenazo y le robo sus pertenencias. Tras realizar la denuncia la División investigaciones, logro dar con los elementos robados y con el autor del hecho.

El robo se dio cuando el joven se dirigía a la escuela, y en el trayecto de calle Wilde, entre Pampa y San Luis, es abordado por un sujeto quien con un arma blanca le solicita la entrega de la mochila con sus elementos de estudios, y además amenaza e intimida al estudiante diciéndole que iba a herirlo si no quería entregar sus pertenencias. El padre de este joven, realiza la denuncia y toma intervención la División Investigaciones, quienes tras tareas investigativas dan con quien habría comprado los elementos robados, tratándose de una mujer de 43 años.

Se hace presente el personal policial, y la mujer en forma voluntaria hace entrega de una mochila, cuadernos, cartuchera, flauta y libros de lectura. Se prosigue con la investigación y se determina que el autor del robo seria un joven de 14 años, a quien logran individualizar y tras realizar la requisa, le secuestraron un cuchillo tipo carnicero. Tras las tareas de rigor, los objetos secuestrados fueron devueltos a sus propietarios, mientras que el joven autor del robo, fue entregado a sus progenitores por orden de la Unidad  de Protección Integral del menor.

 

Fuente: gentedepueblo.com

Compartir

Comentarios

nombre

Es muy triste lo sucedido, pero no fue un joven quien sufrió el hecho; fue un NIÑO DE TAN SOLO 11 AÑOS. A Dios gracias que no pasó a mayores consecuencias, las preguntas son ¿Qué se va a hacer? ¿Cómo se frenan a éstos chicos que delinquen, hay que esperar a que tengan 18 años?

Responder a este comentario

Eduardo

El problema es la gente de Niñez y Adolescencia que inmediatamente de detenido el menor -que ya sabe perfectamente lo que hace- le indica a la policía que lo entregue a sus padres. Con lo cual no están un segundo presos y vuelven a cometer delitos, porque se les está enseñando que si hacen algo malo no pasa nada. Se tendría que tomar cartas en el asunto con la gente de Niñez (ya que son los que intervienen en casos de menores de 16 años y no la justicia), para que cambien los criterios a adoptar. Sino esto va a seguir empeorando

Responder a este comentario

maru

Estos niños son el reflejo de la sociedad que nadie quiere ver, todos somos un poco responsable de lo que pasa por no exigir al Estado que asuma una responsabilidad real y efectiva. Chicos que delinquen, que consumen, no existen instituciones donde alojarlos, ni equipos interdisciplinarios que puedan trabajar con el niño y su familia, para eso no hay presupuesto. Es una lastima, porque si no se toma en serio esta situación , cada vez va a ver mas niños en la calle dispuestos a delinquir y niños encerrados por miedo a salir a la calle.

Responder a este comentario
Escribir un comentario »