Rubén Bisceglia, titular de Librería de la Paz denunció que su empresa está sufriendo “un brutal atropello” de parte del Gobierno provincial con el objetivo de “beneficiar a un librero amigo de los funcionarios”, dijo refiriéndose a Ruben Duk, ex colaborador suyo y ahora propietario de Librería Contexto.

El empresario hizo esta evaluación al denunciar que se le prohibió la entrada a la Feria del Libro Chaqueño y Regional que fuera fundada por él en el 2000 y que organizara durante 13 años. “El Gobierno firmó un convenio con la Cámara Argentina del Libro y este librero, y sólo ellos pueden participar”, dijo en una entrevista en Abrapalabras, por Radio Universidad.

Bisceglia había adelantado esta cuestión a través de su muro en la red social Facebook, y explicó que no tenía demasiadas posibilidades de difundir el caso porque “hay un gran cerco de información para que no se pueda decir nada que afecte al Gobierno”, y contó haber ido a “dos medios grandes” a comentar este tema y que fue atendido por los periodistas pero que ninguno publicó el artículo. “Esto me lleva a pensar que hay una gran corrupción atrás de esto y de ahí el interés de tapar todo presionando a los medios, porque está claro que no se les permite publicar nada de esto”, analizó.

“El Gobierno no sólo no paga lo que le debe a la Librería de la Paz desde hace cuatro años, sino que tampoco la deja participar de la Feria del Libro. El objetivo es demasiado evidente: quieren fundirme y fundir mi empresa para favorecer a amigos suyos”, dijo, y aseguró tener pendientes pagos pautados en 2012 y que fueron renegociados en 2015 pero que tampoco se hicieron efectivos. Esto, derivado del convenio para la venta de libros escolares a mitad de precio, que data de la gestión de Jorge Capitanich.

“Esto es una lisa y llana persecución, porque no se puede llamar de otra manera al hecho de que me proscriban en la Feria del Libro y me vuelvan a censurar cuando hago pública la situación en los medios. Y encima no me pagan lo que me deben”, dijo, y recalcó que “esto me pasa ahora con Domingo Peppo y ya me pasó con Jorge Capitanich, ninguno de los dos asumió su responsabilidad”.

Menos créditos, menos sucursales y menos personal

Bisceglia dijo que, como consecuencia del momento que le toca atravesar Librería de la Paz pasó de 25 sucursales en toda la región, a sólo 10, lo que lo obligó a recortar el plantel de 100 a 30 personas.  Pero agregó que éste no es el único cambio, sino que también tuvo que modificar la modalidad de venta: “Antes éramos un banco que le fiaba los libros a los trabajadores y a los estudiantes, pero ahora en vez de darle un crédito tengo que pedirle una seña para poder traerle el libro que necesita”, describió.

Esconden la corrupción

Para él, detrás de la decisión del Gobierno provincial de dejar la Feria en manos de la Cámara del Libro, se esconde algo. Y miró con suspicacia que el subsidio otorgado al organizado al organizador se haya incrementado del 25 al 40 por ciento. Pero agregó que “incluso esto no es lo peor; lo peor es que dejamos que vengan un librero y la Cámara de Buenos Aires a decirnos qué tenemos que leer los chaqueños”.

“Nunca me imaginé que fueran tan cobardes. No me pagan ni me dejan participar”, insistió. Y dijo que sería muy importante escuchar la palabra, por ejemplo, del escritor chaqueño Mempo Giardinelli, promotor del Foro del Libro y la Lectura, surgido paralelamente a la Feria del Libro. “La Feria del Libro nació también por idea de Mempo, porque en aquella época nosotros le cedíamos instalaciones de la librería a la Fundación Mempo Giardinelli, y fue pensada como un complemento del Foro”. La Fundación después recibió una casa del Gobierno y no sé si por eso no puede hablar, pero me llama poderosamente la atención su silencio.

AUDIO: http://www.ivoox.com/11724923

Fuente: Abrapalabras y hdpnoticias.com.ar

Compartir

Comentarios

Alejandro

Lentamente lo van a ir conociendo a quien fue nuestro intendente.

Responder a este comentario

Gregoria Leiva

Vos decilo, pero yo pregunto: ¿porqué le cambió el nombre a su librería editorial sin considerar todos los escritores que publicamos con ella?; en el caso de los libros subsidiados: ¿quién le debe a quién?. Esto no contradice lo que es evidente: Duck disfruta de una luna de miel con el gobierno y juntos alguna tramoyada estarán haciendo, porque hay otras editoriales en la provincia que no son invitadas, otras librerías en Villa Ángela que tampoco participaron y solo lo hizo la favorita "Contextos" y la decaída "Amauta", ambas enemigas ideológicas de Bisceglia. Otro item merece el hecho de que la provincia le quitó la feria local a Villa Ángela, la amontonó en ese antro que es el casino y solo participaron en presentaciones los panaderos y afines, valga la ironía, que siempre será mejor una ironía mía que los chistes decadentes de Garber.

Responder a este comentario

Marcelo

Algo que se debe entender con claridad Peppo ha usado a todos en nuestra ciudad, se convirtió al peronismo por ende uso al mismo, así que don Pato que a Ud. lo haya usado no es novedad.

Responder a este comentario
Escribir un comentario »