Nicolás Coendet, Emanuel Pastor y Eduard Alois Coendet iniciaron hace cinco años un proyecto de fabricación de trapos de piso en Villa Ángela. Comenzaron desde cero, investigando, consultando y recorriendo un intenso camino para llegar a tener hoy una producción de 8.000 trapos mensuales, con expectativas de expandir su mercado a Santa Fe y Santiago del Estero.

“Trapos Max comenzó como un proyecto que ideamos con un hermano y un amigo. No sabíamos hacer trapos, pero hicimos el proyecto y analizamos los requerimientos, nos metimos en el tema y fuimos aprendiendo, conociendo gente que ya lo hacía, viajando, recorriendo”, explica Nicolás Coendet en el taller ubicado en José Ingenieros y Primera Junta de Villa Ángela.

Realizan venta por mayor y por menor. “Hay revendedores que vienen a buscar y también hacemos venta directa a los consumidores, que se contactan a través de nuestra página en Facebook ‘Trapos Max’ o al teléfono (03735) 477344”.

“Fabricamos entre 8.000 y 9.000 trapos de piso por mes. Compramos en la zona el hilo de algodón y también usamos poliéster para los bordes. Los fabricamos acá en dos medidas, también trapos tipo rejilla y tercerizamos los repasadores. Tenemos alrededor de 9 productos”, detalla el emprendedor.

 

Velocidad propia

Con notable orgullo, Nicolás Coendet hace referencia a los equipos para fabricar los trapos: “Las primeras dos máquinas las conseguimos en la zona, pero las fuimos perfeccionando para hacerlas más rápidas, porque eran lentas. Así fuimos creciendo”.

“Uno de los socios del emprendimiento es mecánico y le gusta trabajar con máquinas. Trabajó para modificarlas cambiando el motor, incorporando rulemanes y así fuimos mejorando la velocidad de producción”, comenta Nicolás, subrayando el logro: “Al principio, producíamos entre 30 y 50 docenas de trapos por día, hoy estamos en 120 docenas por día”.

El emprendimiento Trapos Max participó el año pasado de la línea de microcréditos DesarrollaRSE del Nuevo Banco del Chaco, obteniendo financiamiento para comprar una máquina de coser overlok de tres hilos. “Nos vino de diez porque pudimos acelerar también el proceso de confección”, indica.

Proyectos de expansión

Cinco años después de aquellos inicios, Trapos Max diversificó su producción fabricando nueve tipos de productos, destacándose los tradicionales trapos de piso y rejillas, además de franelas, repasadores y costado de cama, con confección tercerizada.

“Los vendemos en la zona, llegamos a Santa Sylvina, Coronel Du Graty, Hermoso Campo, General Pinedo, Charata, Sáenz Peña y algo en Resistencia. Ahora, estamos analizando un proyecto para llegar al norte de Santa Fe y Santiago del Estero”, anticipa Nicolás Coendet.

Con expectativas de expansión, Trapos Max sigue trabajando en la generación de valor, con mucho ingenio y espíritu emprendedor, mejorando los procesos de producción para sostener este proyecto que desde cero alcanzó un presente promisorio.

Fuente: Diario Chaco

Compartir

Comentarios

Mónica

Excelente proyecto jòvenes villangelenses !!! un bàlsamo ante tantas noticias irrepudiables en este querido paìs, me alegra mucho porque estos emprendimientos son los que favorecen el crecimiento.Los felicito!!!

Responder a este comentario

Mónica Monzòn

Excelente proyecto jòvenes villangelenses !!! un bàlsamo ante tantas noticias irrepudiables en este querido paìs, me alegra mucho porque estos emprendimientos son los que favorecen el crecimiento.Los felicito!!!

Responder a este comentario

gerardo

esta gente emprendedora es la que debería ser tenida en cuenta a la hora de dar subsidios, me siento orgulloso por ellos

Responder a este comentario

noni pajor

Felicitaciones muchachos por el emprendimiento, empuje y constancia. Muchos excitos

Responder a este comentario

fabian

excelente el laburo que realizan. "excitos" jaja

Responder a este comentario
Escribir un comentario »