Luego de recorrer el mundo por casi 10 años, el Chef argentino, Gustavo Schneider decidió recorrer el país, comenzando nada más y nada menos que por La Quiaca. Por estas semanas, de visita por Villa Ángela, encontró la cálida recepción de un colega, Ariel “Bicho” Ruíz de Jardín Secreto, Pequeño Restaurante, con quién conoció productos y productores locales porque “La tendencia en todo el mundo es revalorizar lo regional, por qué la gente se molesta cuando el tomate es caro fuera de temporada, si puede elegir entre muchas alternativas” se preguntó

“Me considero un adicto al viaje y un enamorado de la cocina, o sea que no lo tomo como a un trabajo, tengo la suerte de vivir sin trabajar” dijo Schneider para presentarse. Luego, comentó que los últimos tres años estuvo en Alemania, a nivel regional, dedicándose al katering aéreo, diseñando menúes para diferentes aerolíneas internacionales. Con anterioridad, tuvo un paso de tres años por África, (Etiopía, Sudáfrica y Tanzania), otro tiempo en China (Shangay) y tres años por Medio Oriente, también volando en una aerolínea  de Bareim que llevaba el Cheff a bordo para primera clase “y eso me abrió un montón de puertas y me mostró que el mundo es muy chiquitito y me incitó a seguir viajando y conociendo. Entonces, tuve ganas de conocer un poco más de mi país” dijo.

“Esta bueno que esto trascienda y que se revalorice todo lo que el Chaco tiene para ofrecer”

Ariel Ruíz, además de colega de Gustavo Schneider, se convirtió en su guía en los días que el viajero estuvo en Villa Ángela. “Se ha tomado un tiempo para viajar por Argentina, porque siente que su misión, en este momento, tiene que ver con revalidar los productos que se consiguen por el camino y tratar de tener una identidad y eso, por supuesto, a nivel de cocina nos proporciona un material muy importante para poder jugar y nos lleva a un crecimiento” señaló.

El chef y viajero, como él se denomina, mencionó que “está bueno que esto trascienda y que se revalorice todo lo que el Chaco tiene para ofrecer. Estoy recorriendo el país, en los últimos años viví en Europa y volví con ganas de reconectarme con la tierra, de conocer un poco más de mi país y de la gente y conocer algunas costumbres que se están perdiendo. Creo que es una tendencia en todo el mundo: revalorizar lo local, los productos regionales, cocinas ancestrales, recetas que se van perdiendo, ya sea por cultura, tradición u otros motivos” opinó.

Es así que, además, llegó a la provincia del Chaco “porque dicen que es un Secreto y quiero conocer lo que hay atrás. Así que estoy contento de estar acá y conocer productores, productos y ver qué se puede aportar desde afuera para que eso pueda florecer” dijo.

En ese descubrir la provincia, Schneider señaló que al entrar al Chaco por Santiago del Estero, se encontró con muchas plantaciones de girasoles, “algo que no tenía conocimiento y me hizo preguntarme qué se hace con tanto girasol en la provincia. Imaginé que habría alguna aceitera o que se producía algún producto a partir de eso y me sorprendió conocer que no”.

Respecto a la identidad gastronómica que busca la provincia, Schneider opinó: “Creo que la gente de la región se tiene que juntar. Me parece que en este momento los cocineros están tomando un rol muy importante y la gente sigue eso, es decir, el Turismo está ligado a la Gastronomía, entonces, hay que empezar a crear un producto que se pueda vender y para eso hay que tener en cuenta a los productos locales, tomar conocimiento de los productores, crear una cadena en la cual todos trabajen juntos”.

En ese sentido, dijo que en la provincia “tal vez no se ha explotado la identidad gastronómica, pero tiene todo para formarla. Tiene productos muy fuertes que se pueden utilizar” concluyó.

Para ponerle un moño a la visita, el Chef se las ingenió para hacer un Menú 100% local, con productos regionales, que cualquier comensal puede solicitarlo en Jardín Secreto, ese pequeño restaurante de la ciudad, situado en 25 de Mayo, esquina Pasteur (planta alta).

Compartir

Comentarios

Ariel

Gracias Villa Ángela hoy,reconocernos a través de lo que la zona produce es volver a ser nosotros. Y somos únicos e irrepetibles,orgullosos de estar viviendo acá. Elijo está tierra q tanto me dio. Salud y buena vida

Responder a este comentario
Escribir un comentario »