Bronca y malestar por las decisiones en salud del gobierno de Domingo Peppo.

El jueves un importante número de chaqueños que se atienden en el Hospital Italiano regularmente u ocasionalmente, pero siempre por graves problemas de salud, se quedaron sin prestación de obra social. Algunos perdieron turnos con especialistas que esperaban hace meses, otros no pudieron operarse.

La situación no fue negada por la presidenta del Instituto, Mariel Gersel, quien pese a la gravedad de la situación no brindó información pública al respecto. Pese a la reiterada solicitud de este medio y de los propios pacientes.

“Insssep nos cortó la obra social acá en Buenos Aires, en el Hospital Italiano. Estamos acá, gastamos la plata del viaje, y no sabemos qué vamos a hacer. El jueves mi hijo se tenía que hacer un estudio a las 9.30. Y el viernes teníamos que llevar los estudios con el especialista a las 10”, contó Guillermo, el padre de Gonzálo Benjamín Fernández, un niño de cinco años con mielomeningocele e hidrocefalia.

Según el testimonio de este padre, profesor de música y padre de otros dos chicos, el martes que viene necesita realizar otros estudios. “En la delegación de acá de Buenos Aires de Insssep fue un caos. Había gente que se operó o se tenía que operar a la que también dieron de baja. Un desastre”, lamentó.

Guillermo contó que él y su mujer llamaron a Insssep en Chaco y desde la delegación central aseguraron que Gersel estaba acá en la delegación bonaerense. “Acá nos dijeron que no estaba”, aseguró el padre desesperado.

“Estamos hablando de personas con discapacidad y otras con cáncer. Nosotros hacemos un gran esfuerzo para poder estar acá y procurar una mejor calidad de vida para nuestro hijo. La patología de mi hijo es compleja son muchas cosas por ver. Son varios médicos los que lo examinan. No nos pueden hacer esto”, concluyó.

 

Fuente: diarionorte.com

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »