En su poder secuestraron un televisor, cuatro cámaras de vigilancia y una garrafa. Habían sido denunciados como sustraídos hace días atrás.

El ilícito había ocurrido hace días atrás en un local de venta de comidas ubicado sobre calle 1 de mayo al 300 aproximadamente. Tras averiguaciones lograron la aprehensión de dos jóvenes de 18 y 14 años. Los elementos fueron reconocidos por su dueño y luego devueltos.

Los efectivos de la división investigaciones de la localidad, tomaron conocimiento luego de que el propietario denunciará la sustracción de bienes de su local. Se dirigió a la comisaria Primera por razones de jurisdicción, allí informó a los agentes que en calle 1 de Mayo N° 300 personas extrañas ingresaron y se llevaron un televisor, un tubo de gas, cuatro cámaras de seguridad y un teléfono celular. Ante ello los investigadores comenzaron sus tareas de rastreo.

Es así que tras entrevistarse con sus fuentes, pudieron conocer que habría dos jóvenes que intentaban vender bienes presumiblemente obtenidos de forma ilícita. Por ello se dirigieron al barrio indicado. 

Una vez emplazado su servicio de vigilancia en lugar, y observaron a dos jóvenes que llevaban bienes. Los demoraron e identificaron dando cuenta que llevaban elementos compatibles con los sustraídos días antes. Por ello secuestraron un televisor LED 42 pulgadas marca TCL, cuatro cámaras de seguridad, un tubo de gas color amarillo de 10kgs, y un celular color azul marca lg. Los jóvenes fueron conducidos a la dependencia policial.

Momentos después, el denunciante reconoció los elementos como de su propiedad. En tanto los conducidos fueron notificados de su situación legal y puesto a disposición de la Fiscalía de Investigación Penal en turno.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »