El intendente de la ciudad, Adalberto “Titi” Papp, presente en los trabajos y la asistencia llevada a cabo en la contingencia climática que sorprendió no solo a la ciudad, sino a toda la región y provincias vecinas, que recibieron altos milimetrajes y la complicación por la masa líquida que proviene de los cauces naturales de zona Norte.

En Villa Ángela trabajamos intensa y conscientemente en casos de complicación por el agua, lo hice personalmente y con equipos compuestos por Desarrollo Social y también Servicios Públicos de la Municipalidad, además del gabinete, concejales y vecinos que se ofrecieron en apoyo, incluso algunos que el agua les llegó a sus casas, pero aseguraron sus pertenencias y vinieron a poner en práctica su solidaridad, como Bomberos Voluntarios y Bomberos de la Policía, Comisión de Emergencia, para quienes tengo solo palabras de gratitud, porque no miraron el tiempo ni cansancio, sino que dijeron presente por compromiso social”, declaró.

“Más de 150 milímetros caídos la madrugada del jueves, sumado a las lluvias que acumularon una gran masa líquida que superó la media tolerable, además del agua que nos viene de la zona de San Bernardo, donde también fueron castigados por el clima, hicieron un panorama muy complejo, que iba a ser peor de no ser por el trabajo realizado por nuestra retroexcavadora, la retroexcavadora que nos prestó la empresa SAMEEP y también la que los últimos días trajo la APA para limpieza de canales, que insistimos tanto tiempo. Pero también nuestras cuadrillas de empleados no tuvieron reparo en liberar taponamientos con palas de mano en medio del agua”, graficó.

“Muchas viviendas de la zona Sur, Sudoeste, Villa María, Sargento Cabral, Cacique Catán, El Porvenir, Roma y 1° Junta, Quebracho y Lugones, entre tantas otras, vieron que sus casas fueron ganadas por el agua, llegamos incluso a la evacuación de 11 niños y 6 adultos, que trasladamos a la EEP 1021, donde les prestamos asistencia, además de atender demandas urgentes de centenares de vecinos q los que ayudamos no solo con alimentos sino hasta en el traslado de sus pertenencias para ponerlas a resguardo mientras nuestra gente liberaba taponamientos de cunetas y alcantarillas”, contó.

“Valoramos el aporte del Ministerio de Desarrollo Social con 30 colchones y 250 bolsines con alimentos no perecederos, pero nos fue muy escaso y agradecemos al comercio local la voluntad y la confianza ante la demanda de nuestros vecinos que no podemos ni queremos soslayar, porque en estas situaciones se ve realmente el valor del aporte de la gente y la solidaridad, porque a la pobreza si se le agrega una contingencia como esta, realmente es un dolor muy fuerte ver el sufrimiento ajeno y estamos cuerpo a cuerpo con los vecinos en el acompañamiento”, dijo.

El ejecutivo municipal destacó además la preocupación del gobernador en funciones Daniel Capitanich, “porque constantemente llama y monitorea la situación, estando presente en el acompañamiento y también asumiendo el compromiso de apoyo a nuestra Villa Ángela, lo que nos gratifica de manera enorme porque habla bien del corazón de un hombre del interior que no pierde la sensibilidad, además de ser un amigazo”, subrayó.

Por otra parte, observó que hay obras nuevas de pavimentos que hacen que el agua se encajone y no corra con la velocidad de otros tiempos, lo que ocasiona desbordes, pero también, aunque cause malhumor lógico en los afectados, se debe considerar que llovió mucho y de golpe, al igual que en muchas zonas del país que están pasando lo mismo, rogando a Dios que brinde un respiro para poder sobrellevar la situación y no tener situaciones tristes entre sectores más vulnerables de la comunidad.

Respecto de la enorme cantidad de mercaderías de todo tipo que en camiones de Vialidad vinieron a la Unidad Regional Sudoeste, aclaró que “nadie de esa unidad se ofreció en dar apoyo al municipio de Villa Ángela y si bien no cuestiona la administración de recursos del Estado Provincial, los referentes locales deberían tener prudencia y respeto institucional como corresponde a la democracia, para que no se entienda como un aprovechamiento para el clientelismo político ante la necesidad. Los equipos de la Municipalidad se manejan institucionalmente con planillas de recepción de mercaderías y efectos, con la prudencia de saber que cada producto llegue a manos que corresponda y no signifique una deuda con quien la entregó, sino una ubicación del estado de estar presente ante los ciudadanos con necesidades, para que ningún empleado se arrogue potestad por la entrega de algún producto cuyo dueño es el pueblo” explicó Papp.

En ese mismo sentido y para concluir, Papp señaló que “legalmente como intendente podría parar la movilización casi proselitista porque no estamos en épocas electorales, pero es un paliativo para las familias. Lamentamos sí, que se realicen este tipo de actividades sin la transparencia del caso. De todas formas, sabemos que hay sujetos que desconocen los canales administrativos y hasta se arrogan atribuciones que no les corresponde, pero estamos tranquilos porque el pueblo conoce la situación y la repudia abiertamente” concluyó.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »