El Ingeniero Carlos Jiménez, responsable de la Oficina de Desarrollo Local del Municipio de Villa Ángela, anunció una nueva venta de pollos de alta genética que se realizará el 21 de febrero. Además, subrayó el trabajo de Silvia Lap y Julio Martignago en el desarrollo de un programa de cría de pacú en la localidad y también proponen la inclusión de nuevas especies

“El 21 de febrero se realizará una nueva venta de pollos de Alta Genética. Por ello, estamos inscribiendo en la Oficina de Desarrollo Local con muy buena recepción de la comunidad. Todos estos animales que trajimos son precoces y de crecimiento rápido, por ejemplo, un parrillero en 45 días alcanza los 3 kilos” explicó Jiménez.

En ese sentido, recordó que el 21 de enero recibieron pollos de alta genética de Paraná, Entre Ríos. “Trajimos ponedoras coloradas, pollos pelados y parrilleros, de alto valor genético a muy bajo costo y transportados en camiones con aire acondicionado, para garantizar la entrega” indicó el Ingeniero Jiménez.

Más adelante, detalló que las ponedoras se venderán a $25, los pollos pelados y los parrilleros a $20. Aclaró también que la filosofía de la Oficina de Empleo “no es lucrar con lo que vendemos, sino simplemente cumplir una función de servicio. Lo que queremos es que la gente produzca para su consumo y venda el excedente, de esta manera superaríamos la importación de 50 mil aves que entran a Villa Ángela”.

Nueva Propuesta en Piscicultura

Por otro lado, destacó la presencia del Ing. Julio Martignago que trabaja en el Colorado, Formosa, pero que junto a Silvia Lap “que es la referente local de la Cría de Pacú en nuestro equipo, tiene importantes novedades para aplicar a una nueva fórmula de producción de China. Además queremos incorporar otras especies herbívoras para que limpien el fondo de represa” dijo Jiménez.

Por su parte, Silvia Lap referente de la cría de pacúes en Villa Ángela y dependiente de la Oficina de Desarrollo Local dijo “queremos sumar nuevos productores en la cría de alevines de Pacú en Villa Ángela, incluiremos más variedades, ofreciendo sábalo, carpa, entre otros. Proyectamos aprovechar esta época posterior a las lluvias, porque muchos productores cuentan con agua en las represas. También contamos con un equipo de asesoramiento para indicar qué le conviene al productor y realizar el seguimiento”.

Finalmente, Martignago explicó que la piscicultura “es un manejo integrado de la represa ya que muchas de las represas son viejas y están llenas de camalotes, lo que proponemos es introducir algunas carpas que son herbívoras y comen los camalotes. La propuesta consiste en que se traigan, además, de alevines de pacú, algunos alevines de carpas, un 5% en relación a la cantidad total de pacúes y un 5% de sábalos para limpiar el fondo de la represa. También, podría incluirse un 5% de boga, presentando una carne alternativa al pacú” indicó.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »