El intendente Jorge Capitanich realizó una evaluación a partir de las intensas lluvias caídas en los últimos días que dejaron zonas anegadas y familias afectadas en el área metropolitana. Aseguró en 192 milímetros el registro pluvial de las últimas horas en la capital.

Tras recorrer barrios donde el agua provocó inconvenientes por los 192milímetros caídos desde la siesta del lunes hasta las 20 de este martes, el jefe comunal lamentó mucho esta situación pero aseguró estar con “el corazón abierto” para ir resolviendo los problemas. “Hacemos el mejor esfuerzo en el peor registro de lluvias de nuestra historia”, destacó.

Estos 192 milímetros caídos en menos de dos días, se suman a los 865 milímetros entre marzo y abril; con un total de 1066 en el transcurso de este 2017.

Al comentar las diversas acciones encaradas desde la comuna capitalina para morigerar esta coyuntura de emergencia hídrica, enumeró el sistema de coordinación con la Administración Provincial del Agua (APA) para el encendido de 16 bombas y apertura de compuertas en el área metropolitana; las siete bombas de la ciudad de Resistencia y el transporte público de pasajeros que tuvo inconvenientes por la noche del lunes y este martes por la mañana con desvíos.

“El próximo lunes vamos a publicar el sistema de recorrido normal, con interrupción del servicio en el centro por corte de alguna arteria pública y/o recorrido de emergencia por inclemencias del tiempo”, anunció al respecto.

 

Mecanismos de asistencia.

Si bien en el centro de la ciudad no existen al momento anegamientos de carácter temporario, sí hay que contar 800 familias asistidas de 80 puntos de la ciudad, con 50 personas evacuadas en el Centro Comunitario Municipal “Mariano Moreno” y eventualmente en el de “Villa Elisa”.

Los mecanismos de asistencia brindados por la comuna local consisten en entrega de alimentos, colchones, frazadas y cobertores, entre otros elementos.

“Seguimos trabajando con 12 maquinas retroexcavadores en terreno, con los equipos de Vialidad Provincial, la APA y los Ministerios de Desarrollo Social y de Gobierno de la provincia del Chaco”, explicó Capitanich luego de recorrer los barrios Villa María Inmaculada, Juan de Garay y El Timbó.

Así dijo: “Hicimos un gran esfuerzo con todo el personal para tratar de satisfacer las demandas de distintos lugares de la ciudad y anegamientos de carácter temporario. Todo el sistema de drenaje pluvial en la ciudad y el área metropolitana colapsó en virtud de las lluvias”.

Al proseguir con su evaluación, Capitanich aseguró que se atendieron 118 reclamos a través de las vías de comunicación telefónica, del sistema de alerta del Comité de Emergencia y comunicaciones directas con los vecinos que sumaron otros 2000 reclamos. Esto involucra también intervenciones en árboles que cayeron o están al caer en distintos espacios públicos.

 

Registros históricos.

“Esta es una lluvia de carácter excepcional. Estamos acumulando en este 2017 el equivalente a 1066 milímetros y en el transcurso de los meses de marzo y abril unos 865 milímetros. Estamos ante el mayor registro de lluvias de la historia de la ciudad de Resistencia medidos desde 1955, con series estadísticas debidamente registradas y ponderadas”, ponderó el intendente de Resistencia.  

El último dato de abril fue 482 milímetros en 1982 y “ahora lo superamos holgadamente con 549 milímetros”. Además, ya se superó el promedio del año hidrológico (de septiembre a agosto de cada año) que está en 1322 milímetros.

“Pudimos comparar con otros lugares de la Argentina, donde esta corriente de El Niño trató con un impacto extraordinario, y en esta ciudad con 29 lagunas, ríos, regulaciones y sistemas complejos de administración de recursos hídricos. Creo que hicimos una tarea de enorme esfuerzo”, explicó.

Sin embargo, Capitanich lamentó que de igual modo existan inconvenientes. “Pero lo dijimos el primer día que asumimos, en consulta ciudadana y permanentemente, hacemos el mejor esfuerzo dentro de nuestras restricciones”, recordó. Finalmente, agradeció a los vecinos por la paciencia y el compromiso, a los trabajadores municipales por el esfuerzo y a los funcionarios que han tenido una gran vocación de servicio.

 

Tareas de reconstrucción.

Tras las intensas lluvias y el pronóstico que augura una tregua por lo menos hasta la semana próxima, ahora vienen las tareas de reconstrucción de la ciudad.

“El mal tiempo no nos ha dejado trabajar en los últimos cuatro meses. Lluvias reiteradas y permanentes nos impidieron ejecutar obras de remodelación de plazas, pavimento urbano, desagües pluviales, arreglo de calles o ripio. Las lluvias nos han retrasado de una manera impresionante, pero vamos a poner el mejor esfuerzo para recuperar terreno con un invierno que sea seco para ejecutar las obras que tenemos programadas”, concluyó Capitanich.

Fuente: Chaco Día Por Día

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »