Tiene 13 años, es hipoacúsica. Fue campeona en el Panamericano de Pádel Sub 15 y subcampeona en el Mundial de Pádel España 2018. La invitaron a la Fiesta Anual pero ni la nombraron.

María Ferreyra, tiene 13 años, es hipoacúsica, pero eso no le impidió consagrarse como una de las deportistas chaqueñas que mejor nos representó en el mundo: fue subcampeona en México y campeona Panamericana Sub 15, y viene de obtener el subcampeonato en el Mundial de Pádel en España 2018.

Además de sus logros deportivos, su espíritu de superación también y su sacrificio y el de su familia también merecen un premio después de haberse impuesto en la cancha y en la vida sin que el Estado le diera siquiera un abrazo.

Por sus méritos, María fue invitada a la Fiesta Anual del Deporte, en la que el Círculo de Periodistas Deportivos distingue a los deportistas más destacados en cada disciplina a lo largo el último año. Esta vez fue en el Centro de Convenciones del Domo el Centenario.

El evento, con un fuerte, predominante y casi exclusivo aporte oficial, contó con la presencia del gobernador Domingo Peppo y un nutrido grupo de funcionarios provinciales, y fue transmitido en directo por los medios estatales Chaco TV y Radio Provincia del Chaco.

Los atletas fueron convocados uno a uno al escenario para recibir su distinción, vinieron los discursos, incluído el de Peppo, y la lista de consagrados terminó sin la menor mención a María Ferreyra, que aguardaba ansiosa su turno.

La niña había sido especialmente invitada junto a su familia, y viajaron con el mayor entusiasmo pero se llevaron la peor frustración. María terminó siendo convidada de piedra. Su nombre apenas apareció en la lista de invitados el personal de seguridad en la puerta.

Su madre, la concejal Dolores García, atribuye el “olvido” a la interna peronista importada de Villa Ángela por funcionarios del Instituto del Deporte que abrevan en el peppismo, entre ellos el tal “Profe González”, mientras ella adhiere al intendente Adalberto Papp.

Mientras aún sonaban los aplausos, Dolores la reprochó la actitud al titular del organismo: Juan Carlos Argüello, que dijo no tener explicación, sobre todo teniendo en cuenta que él mismo cursó la invitación a María.

 

Cuando se olvidaron de Verza

Ésta no es la primera notable “desprolijidad” de la organización de la Fiesta. En 2016 el “Yaguareté” Carlos Verza ni siquiera fue invitado para compartir la velada.

Ese año, el piloto había hecho historia al concluir el Dakar en una de las categorías más difíciles: malle moto, donde debe arreglársela solo, sin mecánicos ni apoyo de ningún tipo. Y su desempeño hizo que incluso los medios nacionales se enfocaran en él durante la competencia.

Desde Presidencia Roque Sáenz Peña, los periodistas repararon en la omisión y Verza fue rápidamente convocado por el Gobernador que le ofreció al fin respaldo oficial.

Fuente: HDP Noticias

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »