En la música hay generaciones y generaciones, el contexto del tiempo no puede ser librado al azar al hablar de ello y sus diversas mutaciones en género y perspectiva. En Chaco, el exponente Indie viene de la mano de AO Discos.

Ya desde niños quien no fue influenciado por los viejos cassette, CD o discos de algún conocido o familiar, desde ese momento uno puede percibir casi sin querer, y apreciar, los rasgos de la tendencia musical y cultural de nuestros predecesores, guardando un poco para sí mismos, retroalimentando así el proceso de las nuevas creaciones e invenciones musicales. Esa posta de melodía, armonía y ritmo que son pasados de mano en mano a través de los años.

-Astor Piazzolla, uno de los músicos más importantes del siglo XX, quizás no se hubiera imaginado jamás haber influenciado a jóvenes contemporáneos que,  casi simpatizando con la alquimia, dan a luz al tango electrónico o neotango-

 Las raíces del rock, el funk, el jazz, la cumbia, el hip-hop, el folklore, parecieran aflorar a través de las distintas generaciones con innovaciones que son alimentadas a través de la tecnología que pareciera encontrar en la música, su propia fuente de lázaro. Lo digital funde estrecho abrazo con lo intangible, las nuevas expresiones sintéticas mimetizados con el trascendente minimalismo revalorizan los estilos fundadores creando tendencia, lo nuevo se asoma por la puerta.

Ante tal ola de novedades, uno pareciera situarse en un plano de observación y disfrute, la magia está pasando en tiempo real, no estamos exentos de percibirlo en la radio, en el bar, o internet. Lo nuevo está pasando y ante nuestros ojos, lo popular si bien se mantiene intacto, es en la cultura indie donde la revolución digital se viene acoplando y reinventando desde temprano los 80´s. El subgénero así, pareciera ganar terreno por sobre lo tradicional pero sin ánimos de intromisión, sino como un estilo más, una ideología, una forma de ser y estar en el mundo.

La música independiente a través de las generaciones fue desarrollando una intrincada y bien construida arquitectura de organización y autogestión, una red sistemática de sellos locales que lograron sostenerse a través del tiempo contribuyendo al lanzamiento de bandas autóctonas que se advierten imponentes en el mainstream, sin ser mainstream. 

Los festivales que se realizan promoviendo la libre circulación de música digital independiente  conllevan esa nobleza casi sin admitirlo, se promueve la música junto con otras incursiones culturales, desde editoriales, comiquerías y  gastronomía artesanal  acompañan este fenómeno,  emplazados en una  auto organización que abarcan regiones enteras dentro del País, volviéndose así de carácter Federal, simpatizando y siempre buscando atravesar fronteras en el terreno y el estilo. La vanguardia se viste una vez más de jeans gastados e increíbles pedaleras eclécticas que, junto con el sinth y workstation´s asumen la difícil tarea de revalorar raíces musicales en perfecta convivencia con la última tech.  Los resultados son increíbles.

Los sellos locales de cada región se ponen al hombro la asunción de responsabilidades que, a través de distintos organismos oficiales o privados, dan viabilidad a la concreción de festivales de grandes magnitudes, entre ellos podemos destacar el “Netlabel Day”  que con AO Discos en Chaco se lleva a cabo con un catálogo de representación federal que coquetea, inclusive, más allá de los límites nacionales, persiguiendo así la misión de un proyecto que se celebra con artistas de increíble potencial. 

En la música hay generaciones y generaciones, en el aire se advierte lo nuevo que se viene, la cultura indie llegó para quedarse.

Nota del editor - Marzo 2019

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »