Desde la Municipalidad de Villa Ángela y a través de la Secretaría de Medio Ambiente y Municipios Saludables se realiza desde el fin de semana, la recolección de ramas y árboles que fueron destruidos por la tormenta. En esta oportunidad se extrajeron árboles y ramas del cementerio de la ciudad.

Los equipos de trabajo detallaron que durante la tormenta cayeron alrededor de 100 árboles que causaron desastres en la comunidad. Desde las distintas  secretarías se trabajó en conjunto para despejar las calles y normalizar el tránsito, como también en la recolección de los grandes árboles. Durante esta mañana se retomaron las tareas para trozar los árboles en troncos más pequeños para poder trasladarlos y convertirlos en varillas para el Municipio.

En el cementerio local cayeron varios árboles que estaban en peligro de derribarse, y que fue agilizado por la lluvia y los fuertes vientos. El peligro aumenta con aquellos árboles que tienen raíces muy superficiales, agregado a la humedad y la cantidad de agua que recibe la zona. Hay sectores en los que no se puede ingresar con la grúa, por lo que se realizan trabajos con la motosierra.

Por otro lado, adelantaron desde la Secretaría de Medio Ambiente, que se programa para mañana, un corte de ramas sobre calle Colón con Secheep, y explicaron que antes de realizar este tipo de actividades se planifica previamente un corte de energía para evitar accidentes, si el clima lo permite.

Por último, señalaron que las zonas más afectadas fueron el acceso oeste, en la zona del Camping Municipal, el acceso norte donde cayó la mayor cantidad de árboles, el Predio Cultural Carlos Gardel y el Cementerio. Si bien, indicaron que cayeron especímenes de árboles en toda la ciudad.                                          

 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »