La madre de la senadora y ex presidenta Cristina Fernández, Ofelia Wilhelm, murió hoy en el Hospital Italiano de La Plata con 89 años.


Tenía un tumor y había sufrido una fractura de cadera. Poco después del fallecimiento, la senadora confirmó su viaje de madrugada rumbo a Cuba para visitar a su hija Florencia, que está internada por prescripción médica.

Ex dirigente gremial y fanática de Gimnasia y Esgrima La Plata, Wilhelm mantuvo siempre un bajo perfil, aunque eso no le evitó en 2016 ser blanco de una denuncia por “sospechas de corrupción” de la diputada Elisa Carrió, publicitada por Clarín y Todo Noticias, que luego se diluyó en el aire. En una carta abierta al presidente Mauricio Macri, Cristina le dedicó un párrafo a fines de 2016: “Mi mamá tiene 87 años y hace más de 50 que vive con mi hermana en el mismo barrio y en la misma casa, que es su único patrimonio”, le informó. “Fue secretaria general de su gremio durante más de 30 años pero nunca tuvo un solo día de licencia gremial. Siempre fue a trabajar, ¿raro no? Su única ‘debilidad’ es su pasión por Gimnasia y Esgrima La Plata. Vive de su jubilación y de la pensión de mi padre”, escribió.

La ex presidenta, tras notificar a los tribunales que la investigan en diversas causas, había confirmado a primera hora que viajaría a la 0.35, en un vuelo desde Ezeiza rumbo a La Habana. Poco después de conocerse el fallecimiento, desde su entorno confirmaron que no suspendería el viaje, que durará hasta el 30 de abril. A diferencia de la visita anterior, en la que se encontró con Raúl Castro, cerca de la ex mandataria informaron que no tiene actividades políticas previstas en ese país.

Aunque no tiene prohibida la salida del país, la líder de Unidad Ciudadana debe informar sus movimientos. Por eso envió notas a distintos juzgados para poder realizar su segundo viaje a Cuba, al que se opuso el fiscal Diego Luciani. Contrariando su dictamen, el Tribunal Oral Federal 2, que debe juzgarla por el supuesto direccionamiento de la obra pública vial en Santa Cruz a favor del empresario detenido Lázaro Báez, dio luz verde a la salida del país. Los jueces Jorge Gorini, Andrés Basso y Rodrigo Giménez Uriburu destacaron que no había motivos para negarle el permiso porque “siempre estuvo a derecho” y el inicio del juicio oral está previsto recién para el 21 de mayo. Sólo le requirieron que se presente en las 48 horas posteriores a su regreso. En el mismo sentido, el TOF 8, a cargo de la causa Hotesur, le dio el visto bueno para viajar el último miércoles. Por otra parte, la justicia federal espera conocer los resultados de los análisis que hicieron dos peritos del Cuerpo Médico Forense sobre la historia clínica de Florencia Kirchner, quien desde hace casi un mes se encuentra en Cuba, aquejada por distintos problemas de salud.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »