El referente máximo de la UCR en el ámbito local y senador nacional habló sobre su futuro político, el armado electoral y la situación del país. En cuanto al escenario político local de cara a las elecciones, Rozas adelantó su acompañamiento a Peche y Zdero y aseguró que “apoyaría si hay que hacer una alianza con un sector del peronismo con el que haya coincidencias”.

El senador Ángel Rozas en una entrevista con medios locales habló sobre su destino político, la situación actual del país y la conformación del escenario electoral a nivel nacional y provincial.

En primer lugar, de cara a las elecciones de este año, el senador adelantó que a nivel local acompañará la candidatura de Carim Peche para gobernador y la de Leandro Zdero a intendente de Resistencia. Sobre su futuro, indicó que aún no tomó ninguna definición y aseguró que analiza si su ciclo como en el Senado está cumplido.

Por otra parte, se mostró de acuerdo con Peche en la idea de conformar un nuevo espacio político que convoque a un sector del peronismo: “Soy un hombre abierto de ideas, amigo de las coaliciones y las alianzas, no me preocupa ni me asusta, al contrario, estar a lado de un hombre que no provenga de la misma ideología que la mía, en la medida que tengamos un camino a recorrer coincidente. Por lo tanto, si hay que hacer algún acuerdo con un sector peronista que tengamos coincidencias, apoyaría desde luego”.

“Creo que la situación es crítica en el país y en Chaco desde hace muchos años, que no dependen solamente de la voluntad de una persona o un partido político, eso es insuficiente. Se necesita hacer programas con contribuciones de diversos sectores políticos y que podamos trabajar en base a la unidad provincial", señaló.

A nivel nacional, evidenció algunas críticas al gobierno y apuntó a que una de las causas de las “grandes dificultades en el plano económico, social y también político” del país tiene que ver con la “incertidumbre política que deviene en incertidumbre económica”.

“Hay varios candidatos y todos con posibilidades y esto repercute de algún modo de manera negativa en los grandes mercados, fundamentalmente en los inversionistas extranjeros y esto tiene a maltraer a la economía del país”, señaló.

Puntualmente, sobre el destino de Cambiemos, expresó: “Nuestra coalición es media rara porque fue meramente electoral. El radicalismo, la Coalición Cívica, el PRO decidimos juntarnos para ganarle las elecciones al kirchnerismo porque estábamos totalmente convencidos de que el proceso kirchnerista estaba agotado en el país y se necesitaba un cambio. Pero no fue una coalición programática en base a puntos esenciales en lo económico, social y político”.

“Cambiemos debería seguir funcionando en el país, provocando algunos cambios en la política económica y social y, en segundo lugar, debe haber un programa previamente discutido en orden a los partidos que integramos Cambiemos y buscar bases esenciales de acuerdo. Si no hay un programa, Cambiemos no tiene futuro”, sentenció.

Situación de Crisis

Consultado sobre su mirada respecto de la situación actual del país, reconoció que Argentina no vive “buenos momentos” y que “los trabajadores han sufrido un impacto muy fuerte”.

En ese sentido, apuntó a llegar a un “cierto equilibrio, que los salarios vuelvan a ser competitivos y no pierdan frente a la depreciación del peso como ha ocurrido hasta estos últimos años. Si queremos tener un país con desarrollo, incentivos y posibilidades, una de las patas fundamentales es el trabajo y el trabajo del asalariado tiene que estar bien remunerado y no tiene que perder frente a las devaluaciones como ha ocurrido últimamente”.

Futuro Político

Al hablar de su futuro en la política argentina, el actual senador recordó sus años como dirigente y militante de la Unión Cívica Radical y aseguró que en estos comicios colaborará y trabajará “como siempre”.

Sin embargo, teniendo en cuenta que cumple su mandato en diciembre después de 6 años de ser senador nacional, sostuvo que está “evaluando con toda sinceridad, ir por la reelección o no” y adelantó que lo tendrá definido a finales de mayo.

“Estoy repensándolo, porque llevo cerca de casi 40 años de militancia activa en la política chaqueña y soy de los que creo que nadie es imprescindible en este mundo. Creo en las renovaciones, en los cambios y en los ciclos cumplidos, y estoy evaluando si estoy cerca de haber cumplido mi ciclo político en Chaco y si así fuera, naturalmente, no me presentaré a la reelección como senador de la Nación por la provincia”, manifestó.

No obstante, consideró que de presentarse tiene “posibilidades ciertas” de retener su banca en el Senado: “Van dos senadores por la mayoría y uno por la minoría. Es decir que, aun perdiendo, quien se postule para senador tiene opción”.  Y agregó: “Voy a seguir colaborando en la política porque es mi pasión y mi vida pero no necesariamente tendré que hacerlo desde un cargo”.

Críticas al Gobierno Nacional

Rozas también tuvo un espacio para las críticas a la gestión de la coalición que integra a nivel nacional ya que entendió que “sería un error no hacer una autocrítica más allá de que esté claro desde donde partió el gobierno de Cambiemos”.

“Se han cometido algunos errores que se están tratando de corregir”, consideró y, en primer lugar, cuestionó que no blanquear la “herencia del kirchnerismo” al inicio de la gestión generó que, “salvo unos meses de despertar de la economía, se disparara la inflación, hubo distorsión de precios relativos, los salarios quedaron desfasados frente a la inflación y estamos en una situación complicada”.

Por otra parte, apuntó contra la política de liberación del mercado: "Creo en el capitalismo. El tema es cómo funciona el capitalismo, si con criterios humanizados o con el ‘todo vale’. No creo en el capitalismo de 'todo vale', me parece importante que funcione la oferta y la demanda, y fundamente que haya control y regulación del Estado porque sino los poderosos hacen lo que quieren en la economía. Si uno deja libre juego de oferta y demanda, los precios suben por el ascensor y los salarios por la escalera. Si el mercado interno es muy débil, se entra en una política financiera descontrolada como vivimos actualmente y el país no funciona de forma equilibrada”.

Para Rozas, recién ahora “se están tomando algunas medidas que debían tomarse hace bastante tiempo atrás”. Además, sostuvo que a su criterio “se deberían haber incluido en los precios esenciales muchos más artículos que los 64 y se debería condenar muy severamente algunas empresas nacionales y multinacionales que están esquilmando al pueblo”.

Discutió además la falta de control del gobierno nacional sobre los incrementos en el precio de los combustibles: “No hicimos nada como gobierno nacional. Hay que defender a todos los argentinos y fundamentalmente a los que más lo necesitan, la clase trabajadora, los sectores más desprotegidos”.

“El radicalismo, la Coalición Cívica y el PRO decidimos juntarnos para ganarle las elecciones al kirchnerimso porque estábamos totalmente convencidos de que el proceso kirchnerista estaba agotado en el país y se necesitaba un cambio. Frente a esa necesidad imperiosa de nuestra parte, nos juntamos para ganar una elección. Pero no fue una coalición programática en base a programas, a puntos esenciales en lo económico, social y político”, recordó sobre la conformación de la alianza que hoy lidera el país.

Si bien reconoció que se quedaron con “el manejo parlamentario y la jefatura en Diputados”, volvió a cuestionar la falta de un programa: “El programa siempre fue impuesto por Macri y el PRO y nosotros acompañamos”.

“Como no hay un programa preestablecido, a veces toman lo que le decimos y a veces miran para el costado y creo que no es el mejor funcionamiento para la situación en la que estamos”, sostuvo respecto de los desacuerdos con el grupo que rodea al presidente que fue la principal causa que lo llevó a dejar la presidencia del bloque el año pasado.

En la misma línea, apuntó a que esto es también lo que genera una falta de equilibrio en la realidad el país: “Cambiemos debería seguir funcionando, provocando algunos cambios en la política económica y social y en segundo lugar debe haber un programa previamente discutidos en orden a los partidos que integramos Cambiemos y buscar bases esenciales de acuerdo”.

Primarias y Colectoras

El legislador también se refirió a la eliminación de las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) en Chaco. Se reconoció partidario de las Primarias “porque genera básicamente la posibilidad de igualdad de posiciones para todos los candidatos y partidos” pero aclaró que estuvo de acuerdo con la suspensión provisoria en Chaco porque consideró que “sería una afrenta a los inundados y los que están sufriendo” por las consecuencias de las lluvias.

A su vez, rechazó las listas colectoras: “Hoy por hoy no deberían existir porque llevan a la confusión. A los votantes hay darles libertad extrema, que voten a conciencia lo que crean que es lo mejor. Y muchas veces la colectoras lo único que hacen es favorecer al oficialismo circunstancial”.

Convención radical y posibles alianzas

Sobre la inminente convención del radicalismo, adelantó que “será muy caliente”. “Pueden haber tres posiciones, pero hay dos más definidas: algunos que quieren irse de Cambiemos directamente; otros que quieren quedarse, y otros que quieren quedarse pero con algunos condicionamientos, como en mi caso”.

“Creo en la ampliación de las ideas en un partido político en la medida en que haya algún grado de coherencia. Mi posición es que debemos quedarnos en Cambiemos, si es posible abrir para que compita en Primarias y haya más de un candidato; además de Macri que haya otros candidatos, que pueden ser de la UCR o no”, sostuvo.

E insistió que “no es solamente es un problema de candidaturas sino de programas: hacia dónde va Argentina y de qué manera llegamos a donde queremos. Para esto tiene que haber un programa preestablecido entre los partidos que integremos Cambiemos”.

Sobre la posibilidad de una alianza con Roberto Lavagna, indicó: "Lavagna no es extraño para nosotros. En 2011, hicimos una alianza con él. Lo veo un político y economista serio y responsable. No se trata de Lavagna si o no. Estamos en una coalición electoral que tenemos que transformarla en coalición de gobierno. Si realmente no hay posibilidad de hacer una coalición como esta, el radicalismo debería evaluar qué camino deberíamos optar”.

“En cierto que los tres partidos, la coalición, el radicalismo y el PRO, tenemos plena conciencia de dónde queremos ir. En lo que no tenemos coincidencia es en qué manera se debe llegar a ese punto”, concluyó.

Fuente: http://www.diariochaco.com/noticia/rozas-respalda-peche-en-el-armado-de-un-frente-que-incluya-un-sector-del-peronismo

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »