El villangelense Lic. En Economía, Ruben G. Serruya, puntualiza las medidas adoptadas por el gobierno nacional. Un repaso por los números que dejaron las devaluaciones.

Parches electorales

Este miércoles el presidente Mauricio Macri anunció un paquete de medidas, con el objetivo de “reactivar” la economía y paliar los efectos de la brusca devaluación ocurrida días atrás.En lo que va del 2019, es la tercera vez que ocurre una corrida de esta magnitud, la primera fue en el mes de marzo cuando el dólar llego a valer $44,69, luego en abril tocó los $46,90y por último la de días atrás llegando a un pico de $62,18.

Números que dejaron las devaluaciones

En 4 días el peso se devaluó (perdió su valor) un 33,6%, en lo que va de agosto 36,5%, siendo de 60,38% en lo que va del año 2019;y desde el 2015 llega aproximadamente a más de 360%. Datos que preocupan, teniendo en cuenta que la recomposición salarial en ese lapso de tiempo estuvo muy por debajo de esos números, profundizando así la pérdida de poder adquisitivo y con ello, la recesión económica.

Anuncios

Respecto a los anuncios, parecen más electorales que reales, ya que los plazos de duración de las medidas varían entre 2 y 3 meses, coincidiendo con el plazo que resta para las elecciones generales de octubre. Entre las medidas más importantes se encuentran:

- El bono de $5000 para los empleados de la administración pública nacional, las Fuerzas Armadas y las fuerzas de seguridad federales; que tiene la característica de ser por única vez, y destinado solo a los trabajadores del sector público que dependen de la Nación, es decir, quedan fuera del beneficio los demás trabajadores del sector público de las provincias y de los municipios del país. Además considerando la devaluación de los últimos días, ese monto representaría entre un 30 y 40% menos en el poder de compra.

- Se anunció también el aumento del Salario Mínimo Vital y Móvil, que hoy ronda los $12.500, monto que no alcanza a cubrir ni la mitad de la canasta básica, cuyo valor está en los $31.148 para una familia de 4 integrantes.

- Además el presidente anunció un congelamiento por 90 días en el precio de la nafta, con la particularidad de no haber acordado con las petroleras, siendo muy difícil que estas acepten a cualquier costo. Hoy los precios de los combustibles están liberados y dolarizados.

- Se anunciaron medidas también para los trabajadores que pagan el Impuesto a las Ganancias, por un lado, se aumenta un 20% el piso, considerando que en 2 días el peso se devaluó más del 30%, este piso ya desaparecería.

- Se plantea también la deducción especial a partir de los cuales pagan el impuesto los jubilados y los empleados en relación de dependencia. Estamos hablando de un aumento de alrededor de $2.000 por mes, y además subirían un 40% las Becas Progresar. En estos casos considerando queya se habla de una inflación por encima del 50%, estos “aumentos” quedarían absorbidos automáticamente, en otras palabras, el impacto sería nulo, incumpliendo el objetivo de la medida, que es la de reactivar la economía.

El tema de los jubilados y pensionados merece atención especial, ya que hoy la mínima jubilatoria es de $11.528, eso significa que más del 80% de los jubilados de este país vive por debajo de la línea de pobreza, acercándose a la línea de indigencia. El aumento que corresponde de acuerdo a la ley de movilidad, cuya fórmula fue modificada por el mismo Gobierno Nacional, es del 12%, con lo cual pasarían a cobrar $12.937, implicando el 40% de la canasta básica.

- Por ultimo para las PyMEla AFIP lanza un plan de pago, por el cual les da 10 años de plazo para ponerse al día con las deudas.Medida que resulta insuficiente considerando que es uno de los sectores que más ha sufrido las políticas de ajuste de este gobierno.Desde el 2015 han venido soportandola dolarización de las tarifas, que incrementaron paralelamente a las devaluaciones, el aumento de costos de combustible y otros de producción; altas tasas de interés, imposibilitando el acceso al financiamiento y la reducción de ventas, asociadaa la contracción del consumoque llega aun -9,2% en el año, la duodécima baja consecutiva.En lo que va del año cerraron más de 7.518 pymes y 15.424 firmas a lo largo del gobierno de Mauricio Macri. La mayoría arrastradas por una recesión que no frena, según datos de ITE (Instituto de Trabajo y Economía – Fundación German Abdala) en junio la economía se contrajo un -5,6% respecto del mismo mes de 2018, siendo de -6,2%en los primeros 6 meses del 2019.

En definitiva, las medidas anunciadas por el presidente Mauricio Macri y su equipo económico, sólo son parches electorales que dan aire al respirador artificial con el que se encuentra la economía argentina, pero no soluciona la crisis profunda por la que atraviesan millones de argentinos;y la situación no tiende a cambiar. Mientras los “mercados” y la especulación sigan manejando la economía, seseguirán beneficiando unos pocos. Es hora de pensar en el futuro, donde la economía real este por encima de la financiera.

 

Ruben G. Serruya

Lic. En Economía

M.P N° 47

 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »