Los restos óseos hallados en un campo distante a 10 kilómetros de Villa Ángela corresponden a la joven Maira Benítez. Así lo determinó una pericia odontométrica practicada por un experto del Instituto de Medicina y Ciencias Forenses (Imcif) del Chaco.

La noticia a la que este periodista pudo confirmar coincide con el III Encuentro Provincial de Ayudantes Fiscales que se desarrolla en Villa Ángela, donde vivía la joven de 18 años, quien fue asesinada por Rodrigo Silva el 17 de diciembre de 2016, cuando Maira subió a su auto, con la que la llevó al campo del lote 11, donde el ahora condenado a 21 años de cárcel por “homicidio simple” trabajaba y donde se cree la atacó.

El dato genético revelador estuvo a cargo del forense Raúl Alejandro Aguirre , quien comparó maxilar y un diente adosado al cráneo, con los registros de odontograma y las historias clínicas pertenecientes a Maira, fichas dispuestas por el centro de salud donde ella se atendía.

"La similitud tiene un 17 por ciento en la comparación, pero arroja un 100 por ciento que los restos son de Maira”, confirmó a NORTE el abogado Pablo Vianello, quien recibió la noticia hace instantes desde el lugar, el jefe de los fiscales Jorge Canteros y la fiscal Gisela Oñuk, harán el anuncio público a los medios locales.

“Es más preciso que el ADN”, afirmó el letrado querellante. Antonia Morán hace instantes acaba de firmar el acta donde se le notifica de la confirmación de este informe que adelanta NORTE.

Fuente: Diario Norte

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »