Una dura realidad golpea la calidad de atención de los sanatorios clínicos de la provincia del Chaco; donde la falta de insumos y logística desnudan la fragilidad de las entidades.

El Dr Raúl Fernàndez, parte de la institución médica Sanatorio Sur Chaqueño comentó respecto de la actualidad en calidad de atención de los privados en la Provincia: “El gobierno provincial a cargo del gobernador Jorge Milton Capitanich viene realizando junto al equipo de gobierno un gran trabajo de prevención contra la pandemia global del coronavirus que viene poniendo en jaque incluso a las principales potencias del planeta. Si bien una medida nuclear que ha logrado aplanar la curva de infección es el aislamiento social y la cuarentena reglamentada a nivel nacional; es en los hospitales públicos donde se ejerce la primea línea de defensa contra el covid-19; asimismo los sanatorios clínicos que reciben a la prestación pública en su totalidad son los que se encuentran en una difícil situación dado que no han logrado recaudar los recursos necesarios para la prestación de servicio, así como también la adquisición de insumos esenciales y obligatorios para hacer frente ante la prevención de la pandemia, siendo que se espera el pico de contagio en pocas semanas”, detalló el Doctor Raúl Fernández.

“Existen situaciones particulares y generales que comparten los distintos establecimientos de salud en la provincia del Chaco; tanto como la dificultad en la compra para aprovisionamiento de elementos de protección para el personal  como de insumos específicos que no encuentran alternativa dada la falta de respuesta concreta de parte de la cartera sanitaria de cara a un protocolo para estas entidades que comparten la línea de defensa sanitaria junto con los hospitales en la provincia”, informó.

“Se hace necesario el diagrama de estrategias para una atención coordinada que haga frente a la prevención en el intento de mantenerse a la altura de las circunstancias.  Actualmente la cantidad de respiradores en Villa Ángela es de 12 ; compartido entre el ente público y el privado; por lo que si bien la restricción de circulación obligatoria y el aislamiento social son factores determinantes en el aplanamiento de la curva de contagios; se hace esencial estar preparados para una posible contingencia de niveles catastróficos siendo que el virus no da tregua incluso en los países donde se viene combatiendo el COVID-19 durante más tiempo que en Argentina y con mejores recursos” sintetizó Fernández respecto de la actualidad en calidad de atención de los sanatorios.

“Dejar como método principal el endurecimiento de las medidas de cuarentena como medida de prevenir el contagio, pero no propiciar el correcto abastecimiento de elementos de bioseguridad y de un financiamiento garantizado a los sanatorios de la Provincia es pan para hoy y hambre para mañana” manifestó el Dr. Raúl Fernández.

“Se hace necesario afrontar esta crisis sanitaria con medidas concretas tanto como para el sector público como para el privado, con la implementación de mecanismos de alivio fiscal que fomente la adquisición de insumos y la protección del personal”, finalizó.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »