Vivimos en tiempos complicados, donde además de modificar nuestros hábitos más comunes debemos constantemente también tomar las prevenciones de salubridad para hacer frente al covid-19. La información que ronda en las redes sociales desafían la veracidad de los partes oficiales confundiendo a la comunidad.

En la ciudad de Villa Ángela se realiza un trabajo aunado entre la Municipalidad de Villa Ángela, la policía del Chaco, el Poder Judicial y Salud Pública, un mecanismo que da sus frutos en cuanto a la elaboración de una logística precisa de resguardo para toda la ciudadanía.

Asimismo la información es también algo que se debe cuidar; así como se habla de PANDEMIA también se habla de INFODEMIA, esto último respecto de la abrumadora cantidad de información que circula, tanto en portales como en redes sociales, respecto del coronavirus; no casualmente podemos ver en la televisión, escuchar en la radio o leer en las redes sociales argumentos que definen posturas, pero ¿qué credibilidad debe dársele? ¿Qué tan fidedigna es esa fuente?, ¿es una autoridad competente?

Un claro ejemplo son los programas de chimentos donde los panelistas opinan sobre la pandemia como si fueran científicos del MALBRAN; siendo además que las fake news, o noticias falsas, están a la vuelta de la esquina, provocando pánico en la sociedad. Incluso la Presidenta de la Red Argentina de Periodismo Científico, Nora Bar,  advirtió al respecto en conferencia de prensa en casa rosada con un especial llamado de atención para con los medios al preguntar sobre “¿porque en programas políticos u de otros ámbitos discuten sobre cuestiones técnicas, como, por ejemplo, la cantidad de test que deben realizarse o las estrategias sanitarias que deben llevarse a cabo, que hasta ahora eran materia propia de un reducido grupo de especialistas?”

En la premura por llevar luz sobre la pandemia que azota el planeta, las publicaciones sobre el coronavirus en redes sociales o medios de comunicación se multiplican a un ritmo vertiginoso, pasando por alto normas establecidas y muy estrictas en la comunidad científica, como la revisión por pares o el PARTE OFICIAL de los hechos.

¿Qué sucede cuando hablamos de fuentes fiables? En principio deben ser citados, estos terceros denominados fuentes fiables al no estar nombrados en la información que se presenta se debe tomar como dudosa, otrora hasta que la autoridad competente brinde el parte correspondiente.

Ante una comunidad habida de información se verifican como muchos medios detallan posturas y mencionan información proveniente de fuente confiable, pero, sin mencionar nombre y sin un parte oficial con una representación de competencia fidedigna que respalde lo que afirman, entonces, ¿qué tan confiable resulta?

 

Redacción Villa Ángela Hoy

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »