07-10-2012 - Lo dijo el ministro de Educación, Francisco Romero, al disertar junto al gobernador, Jorge Capitanich en la construcción de espacios de pensamiento y reflexión para el bien común del Chaco y del país.

Este sábado, durante la 7ma Jornada “Constructores de la Sociedad”, el ministro de Educación, Francisco Romero, disertó en el Aula Magna de la Facultad de Ciencias Económicas, sobre “Aprender a conocer, aprender a hacer, aprender a ser y aprender a vivir en comunidad”. Estuvieron presentes, además, el gobernador de la provincia, Jorge Capitanich; el Arzobispo de Resistencia, Monseñor Fabriciano Sigampa; la intendenta de la ciudad, Aída Ayala; el presidente de la Comisión Arquidiocesana de Justicia y Paz, Miguel Tonetti; y la intendenta de Barranqueras, Alicia Azula.

El lema de esta 7ma jornada es “La educación del hombre, con identidad y libertad”. Es por eso que el discurso del ministro de Educación, Francisco Romero, comenzó con el concepto de que para poder convivir con el otro, es necesario fomentar la cultura del respeto, para lograr la unidad de lo diverso. Teniendo en cuenta el origen del ser chaqueño, Romero mencionó: “Somos tanto el resultado de los inmigrantes, como de los criollos y del pasado y presente indígena”.

Al desarrollar la esencia de su ponencia, Romero desgranó los cuatro ejes esenciales para lograr una educación inclusiva y de calidad, tomada de Jaques Delors, destacando que “saber conocer es comprender y transformar la realidad, es el hambre y la sed por el conocimiento, tanto de una disciplina como el pedagógico”.

“El segundo pilar habla de aprender a hacer, toda teoría requiere de una praxis, porque si no es solo un discurso vacío”, mencionó Romero, mientras que expresó que el tercer pilar es el aprender a convivir con el otro, “la práctica fundacional de la educación pública”. Además, Romero destacó que esta práctica de aprender a vivir con el otro, no significa negar el conflicto, sino tener un modelo de resolución de los mismos.

“El cuarto pilar tiene que ver con la identidad, aprender a ser y poder constituirme como un sujeto a través de la educación”, aseveró el titular de la cartera educativa; y, en este sentido mencionó que aunque ya se ha trabajado mucho para erradicar el analfabetismo, todavía queda mucho por lograr. “Ese aprender a ser, no solo tiene que ver con la profesión, sino también con los valores que uno elige para desarroparse en su vida”, subrayó.

A partir de estas cuatro definiciones, Romero dijo que en el 2012 es necesario hablar de las diferentes clases de analfabetismo que aún impiden la constitución del ser. Habló de analfabetismo absoluto, el funcional, el gramatical y el tecnológico, y respecto a esto, todos los pasos y logros que se hicieron. Pero también expresó que “es necesario erradicar esto para que cada uno pueda acceder al derecho de la voz y la expresión propias del ciudadano, para constituir su identidad y vivir en comunidad”.

 

Fuente: http://www.prensa.chaco.gov.ar

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »