24-10-2012 - Casimiro González, encargado del depósito de Muñoz y Cía., ubicado sobre el acceso norte de Villa Ángela, explicó a Villa Ángela Hoy que fueron los propios empleados quienes “le presentaron la queja a Muñoz” sobre los desperdicios que arroja la Deslintadora que está en el terreno contiguo, dado que “desde hace un tiempo, vienen soportando olores nauseabundos” y que están generando “picazón, ronchas, alergias en distintas partes del cuerpo y los ojos”.Peñalver aseguró que “la Deslintadora debe cerrar el 31 de octubre, sino el municipio procederá a clausurarla al día siguiente”.

La Delintadora apoyada por el intendente Peppo el año pasado, sería un foco de contaminación. Al menos, es lo que se desprende, de las declaraciones de la Secretaria de Gobierno, “debe cerrar el 31 de octubre, de lo contrario, al día siguiente el municipio procederá a clausurarla”.

Se hace imposible pasar el frente de la Deslitadora y no sentir los olores nauseabundos. Los trabajadores del depósito de Muñoz y Cia. tampoco soportaron y decidieron quejarse a su patrón para que tome las medidas del caso. Luego de un par de pedidos formales a la empresa “contaminante”, los trabajadores del galpón-depósito decidieron pedir ayuda al Centro de Empleados de Comercio que presentó una nota al concejo municipal exigiendo la intervención del municipio.

La deslintadora “genera ronchas, picazón, molestia en la vista, sobre todo daña la cara, tienen que lavarse constantemente los rostros, pero sobre todo cuando hay mucho viento les pica mucho los ojos, el cuerpo, les sale alergia, tenemos mareo. El otro día tuvimos que llevar a un chico para que se ponga una inyección y recién después de unas horas se compuso” dijo González en diálogo con Villa Ángela Hoy.

“Cuando hay viento es insoportable, ni con el portón cerrado se puede trabajar acá. Nosotros le presentamos la queja al señor Muñoz y el dijo que antes de fin de mes el iba a solucionar eso. Nosotros le dijimos que si no solucionan que nos trasladen a otro lugar, porque así no se puede trabajar acá aseguró el empleado que no quiere que la Deslintadora cierre sus puertas y deje sin trabajo a sus empleados, sino que al menos coloque filtros para evitar tanta contaminación porque de esta manera no se puede seguir.

“Esto desde hace un mes y medio o dos, incluso vino el señor Muñoz y vio el polvo y el olor que tiran, que no sabemos que es, si veneno o polvo” confió a este medio González.

Por su parte la Secretaria de Gobierno Municipal, Fernanda Peñalver fue firme explicando a Villa Ángela Hoy que “se les dio tiempo de cerrar o trasladarse hasta el 31 de octubre. Si el 1 de noviembre sigue  abierta la Deslintadora, el municipio procederá a clausurarla”.

Peñalver explicó además, que hay dos expedientes iniciados, uno por Rodrigo Muñoz y otro por pate de los trabajadores del depósito que son los que llevan al cierre de esta deslintadora del acceso norte de Villa Ángela.

Compartir

Comentarios

Alejandro

Si la Sec. de Gobierno expreso lo que acá se transcribe, demosle un plazo de un año como mínimo para que la empresa se traslade y de allí otro de gracia ( gracioso) entonces la señora aprenderá a callarse la boca. Debe entender que lo de ella es una especie de per saltum agravado por dejarse rodear de incapaces.

Responder a este comentario
Escribir un comentario »