12-11-2012- Las declaraciones realizadas públicamente por las autoridades y representantes de las comparsas Ara Sunú y Hawaianas anunciando la decisión de no participar de los Súpercarnavales 2013, no cayeron bien en algunos sectores. Tampoco le gusto mucho al intendente Domingo Peppo, porque ha sido desde el principio de su gestión un caballito de batalla político y muy bien utilizado para mostrarse a partir de eventos populares.

 

Todos los años se repite la puja, propia de un Carnaval que creció a la luz del esfuerzo colectivo de una comunidad que en una época del año vive y siente con pasión carnavalera. Las comparsas llegaron a un nivel sorprendente, pero mantenerlo no es fácil.

El intendente Domingo Peppo explicó sobre el accionar que durante los últimos ocho años lleva al frente la gestión municipal para lograr, junto con las diferentes organizaciones, poner en la calle las comparsas mayores e infantiles, de acuerdo a  Prensa Municipal.

“Desde que estoy al frente de la gestión municipal, siempre se convocó a todas las comparsas tres meses antes del inicio de los carnavales para trabajar sobre la propuesta de trabajo que se va a implementar, la cual tiene que ver con una mejora en los recursos, respecto de la realizada el año anterior y que ronda entre los 140 a 150 mil pesos para este año”, señaló.

“En Villa Ángela contamos con cuatro comparsas de primera categoría y es lo que podemos solventar a partir de los propios recursos que los carnavales generan desde las entradas, ventas de distintos espacios y publicidades, los cuales en ocasiones el Municipio les adelanta una parte y el resto lo abona ni bien terminados los corsos, porque son ingresos generados por el mismo evento; pero como en los últimos años hemos contado con un déficit, el Municipio realiza los aportes desde su propio presupuesto”, manifestó. Aseguró que esta misma propuesta ha sido ofrecida nuevamente a los representantes de las comparsas en la reunión mantenida y sobre la cual algunas agrupaciones “nos solicitaron una mejora de 100 mil pesos más”.

“Sin embargo, el Municipio no lo puede hacer porque no cuenta con recursos disponibles en el momento. Me comprometí a realizar algunas gestiones con los empresarios de la ciudad, los cuales están de acuerdo en generar un aporte, pero con la intención de que se genere nuevos recursos económicos a partir de la realización de algún evento o bono que permita lograrlo, a través del trabajo en conjunto”, expresó. De esta manera, indicó que “surgió la idea de realizar un bono contribución de 100 pesos para el sorteo de un auto 0 KM, que podría pagarse en dos cuotas de 50 pesos cada una, y se sortearía la última noche de carnaval, donde el Municipio asumiría todos los costos referidos a la promoción del mismo, mientras que cada comparsa de mayores, debería vender 800 números y 200 cada comparsa infantil, con lo cual se obtendría un monto cercano a los 80 mil pesos.

“Asimismo, y como consecuencia de todo lo planteado, dos comparsas ya públicamente han manifestado su posición de no participar, la cual es una idea que respetamos mucho y no cuestionamos ni sus recursos ni sus balances”, expresó. Además, el intendente manifestó que “el Municipio otorga a cada comparsa un espacio destinado a la comercialización de sillas y cantinas que generan alrededor de 100 y 150 mil pesos más, el cual no es un monto suficiente, pero sí muy interesante y atractivo, ya que es resultado del trabajo que venimos realizando en los últimos años, trabajo que nos permite decir que nuestro municipio es uno de los que más se ha esforzado para potenciar los carnavales logrando contar con cuatro comparsas mayores e infantiles”.

“La propuesta sigue en pie y más allá de lo expresado públicamente de manera personal, Ara Sunú ya ha manifestado su posición de no participar, mientras que Hawaianas indicó que lo iba a analizar”, dijo.

Fuente: Prensa Municipal.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »