22-01-2013 - Un hecho difícil de calificar se dio en el pasado fin de semana. Cuando la ola de inseguridad que asecha a Villa Ángela es cada día más incontenible, la sensación que se percibe ante hechos de esta magnitud dan cuenta de la situación en la que estamos inmersos. Una casa de familia fue baleada, fueron cuatro disparos y de milagro no hubo que lamentar víctimas.

El hecho ocurrió el pasado domingo, en la Calle Edison, Barrio Escalada. El ocupante de la vivienda se disponía a tomar unos mates con su mujer en el interior de la misma, cuando de repente escuchó pasos de personas que habrían ingresado a su domicilio.

Inmediatamente después escucha cuatro disparos, los cuales se introdujeron en su casa a través de la puerta de acceso, que es de algarrobo bien se puede apreciar en las fotos.

Por un milagro de Dios, los perdigones no lesionaron a nadie en el interior de la vivienda, impactando uno de ellos a diez centímetros de la cara del hombre de la casa. Cuando salió vio alejarse una camioneta, de color oscuro, con vidrios polarizados.

En diálogos con los vecinos estos le manifestaron que se trataba de la camioneta de la Brigada de Investigaciones, que perseguían a un mal viviente. Por tal hecho, el propietario no accionó penalmente, sólo dejó constancia de lo ocurrido.

Fuente – RADIO MICK´S

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »