31-01-2013 - El reacomodamiento de precios no se tomó vacaciones y, ni bien empezado el 2013, fueron varios los productos que exhibieron valores incrementados. Los combustibles, por ejemplo, tuvieron retoques que llevaron el precio de las naftas súper y premium hasta los 8 y 8,60 pesos, según la petrolera.

Mientras tanto, presiona hacia el alza el precio del pan ante el complicado panorama nacional por la magra cosecha de trigo que ya genera desabastecimiento en algunas localidades del interior chaqueño.

Luego de los aumentos oficializados en los últimos días de 2012, un informe publicado ayer por El Cronista Comercial da cuenta de una brecha de casi un 90% en el precio de las naftas en el país. Y pone como contraste la provincia de Santa Cruz, donde cargar nafta súper o premium puede costar entre 4,48 y 5,18 pesos, y el Chaco, donde el litro cuesta entre 8 y 8,60 pesos. Teniendo en cuenta datos que publica la Secretaría de Energía de la Nación en su página web, las naftas más baratas se encuentran en Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego.

Allí, desde 1991 rige un descuento del 50% sobre todos los combustibles y se puede comprar súper a $ 4,40 por litro y, premium a $ 5,38. Valores lejanos a los de Capital Federal, donde la súper oscila entre $ 6,34 y $ 7,29, según la marca.

Lo mismo ocurre con la premium, que va desde $ 6,98 de YPF a $ 7,34 de Shell. Pero, si bien los costos para los porteños han registrado subas de 25%, aún siguen siendo económicos con respecto a las provincias más caras. Los casos más emblemáticos son los de Catamarca, Chaco y Corrientes, donde la súper supera los $8,19 por litro, y la premium, $ 8,60.

 

 

El pan podría superar los 13 pesos.

 

Mientras aguardan para este jueves una reunión en la Subsecretaría de Comercio Interior de la provincia, los integrantes del Centro de Industriales Panaderos del Chaco volvieron a advertir un escenario complejo, con faltante de materia prima y costos que sufren modificaciones cada mes. Precisamente esa situación será expuesta ante el subsecretario Ricardo Marimón, ante quien plantearán también la necesidad de modificar el precio sugerido del kilo de pan, que podría pasar de los 11 pesos actuales a más de 13. “No vamos a la reunión buscando fijar precios, sino exponerle nuestra realidad, que no es culpa del gobierno ni tampoco de nosotros”, resaltó ante NORTE, Dino Ortiz Melgratti, vicepresidente de la entidad.

Otro planteo serán los precios que manejan supermercadistas y otros comercios no asociados al Centro de Industriales, que poseen una estructura de costos diferentes, que les permite colocar valores de venta al público menores que los precios sugeridos. Al describir el panorama, Melgratti habló de una campaña triguera con magros resultados (6 millones de toneladas menos de trigo), y la “muy mala calidad” del cereal.

“Entonces, ante la escasez, los molinos compran lo que hay y los precios se están disparando. Carga tras carga, la bolsa de harina tiene un precio distinto, y estimamos que podría superar los 150 pesos entre marzo y junio”, señaló el dirigente. En ese contexto, consideró que el precio del pan podría escalar hasta los 13 pesos en poco menos de un mes. “Queremos que entre todos prime la cordura y ver cuál es la realidad nacional que nos va a golpear a todos, sin hacer que esto sea un enfrentamiento”, señaló.

“Aumenta el combustible, los salarios, los aportes y las materias primas en general”, graficó Melgratti, a lo que advirtió sobre la difícil situación en el interior de la provincia, por la falta de harina.

En ese orden, consideró que el faltante podría ser también una estrategia de los molinos para luego ajustar los precios. Para el caso del Chaco, el agravante es la distancia que separa a la provincia de los centros desde donde se abastece de harina. “Se trae desde Córdoba y Buenos Aires la harina panadera, que es especial por el contenido de gluten, que permite que la masa se desarrolle y se pueda elaborar buena mercadería. Pero en esta campaña el trigo resultó con baja calidad de gluten. Nosotros lo habíamos advertido hace tres o cuatro meses”, subrayó Melgratti. Fue más allá y aseguró que la situación que se presentó este año es inédita, ya que junto con la nueva cosecha comenzó el aumento de los precios por la escasez de trigo.

Por último, dejó claro que el precio sugerido del kilo de pan (hoy en 11 pesos) es fijado en acuerdo por la Federación Argentina de la Industria del Pan y Afines (Faipa) y el Ministerio de Economía, aunque para el caso del Chaco se realizan pequeños ajustes incorporando el costo del flete para abastecerse de materia prima.

 

Fuente: diarionorte.com

 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »