05-02-2013 - El legislador opositor Carlos Martínez asegura haber accedido a un documento oficial de carácter reservado en el cual el gobernador tilda de «amigos ineficientes» a miembros de su gabinete y admite desfalcos por $500 millones anuales. El «wikileak» fue entregado a la prensa para «garantizar el derecho a la información», dijo el diputado.

 

Una denuncia que podría erigirse en el hecho institucional más grave de la historia reciente de la provincia formuló ayer el diputado Carlos Martínez, de Libres del Sur, al asegurar que el mismísimo gobernador Jorge Capitanich habría admitido abiertamente la existencia de hechos de corrupción durante su administración. La acusación incrementa su impacto debido al origen de la información, que fue obtenida por el legislador a través de un supuesto informe oficial de carácter reservado que se difundió a los medios durante una conferencia de prensa.

Martínez aseguró que el documento –que se entregó a los medios en copias impresas y digitalizadas- al que accedió en los últimos días fue elaborado en estamentos oficiales y justificó su divulgación con el argumento de «garantizar el acceso a la información», un principio constitucional que permite «velar por los intereses generales del Estado y la satisfacción del bien general».

El legislador añadió en tal sentido que la publicidad de los hechos denunciados, aún sin el consentimiento del autor o los autores del informe, forma parte de «las obligaciones que tenemos los funcionarios conforme a la Ley de Etica Pública 5428».

Según Martínez, el gobernador habría detectado manejos irregulares en distintas áreas del Poder Ejecutivo y plasmó su disconformidad en el documento de varias páginas que ayer blandía sobre su mesa directiva el movimiento opositor Libres del Sur. En esos papeles se afirma que Capitanich conoce y critica puertas adentro supuestos hechos de corrupción que le significan al Estado provincial «un quebranto de 500 millones de pesos al año».

«En este documento oficial, el propio gobernador Capitanich reconoce que hay corrupción en el gobierno», sostuvo el legislador en su ponencia de ayer, en la que además reclamó al primer mandatario provincial que tome las medidas del caso para que las supuestas maniobras espurias cesen.

Recordó que Capitanich se debe «al pueblo de la provincia del Chaco, que es el que sostiene con su esfuerzo y el pago de los impuestos la actividad pública». En particular porque el titular del Ejecutivo, al parecer, tiene pruebas de que «hay funcionarios que, exprofeso, de manera intencional y dolosa, contribuyen a degradar la calidad en la prestación de los servicios públicos, de forma de crear las condiciones que permitan la comisión de actos ilícitos».

«Es el mismo gobernador –prosiguió Martínez- quien afirma que hay corrupción en los arreglos de vehículos oficiales», un aspecto del informe oficial en el que «hace especial mención del caso de ambulancias», ya que desde el sistema sanitario público se «derivan» intencionadamente las prestaciones hacia el sector privado para incrementar las facturaciones  de servicios conexos.

Otro punto que denunció Martínez y que aparece en el supuesto documento gubernamental es la caracterización de sus propios colaboradores que realiza el primer mandatario, en clave crítica. Para Capitanich –según aparece en el informe- su gabinete está integrado por «un equipo de funcionarios amigos incompetentes», a quienes les achaca «falta de compromiso y de vocación, reconociendo falta de calidad en la gestión», manifestó el legislador del Frente Amplio Progresista.

Martínez aseguró que «desde el bloque Libres del Sur vamos a presentar una copia de este documento ante la Fiscalía de Investigaciones Administrativas, siempre que dicho organismo no proceda de oficio, ya que estamos en presencia de hechos que comprometen gravemente la gestión administrativa».

Se trata de «actos que estarían causando un grave perjuicio a la Hacienda Pública», sostuvo el diputado opositor, que también anticipó la elevación del informe a la Fiscalía de Estado y la Comisión Legislativa Permanente.

«Esperamos, como seguramente la mayoría de la sociedad, conocer definiciones del propio gobernador respecto a esta grave cuestión, es decir, urgentes precisiones acerca de estas gravísimas afirmaciones», remarcó.

Y exigió finalmente que el primer mandatario informe sobre las acciones «fácticas y legales que está llevando adelante para combatir este calamitoso, pernicioso e ilegal estado de cosas».

«El señor gobernador debe identificar a los responsables individuales de los hechos de corrupción, separarlos de sus cargos y ponerlos a disposición de la justicia, porque tiene una gran responsabilidad indelegable como jefe de la administración pública y representante del estado», finalizó Martínez, quien sin embargo no reveló el origen del informe sobre el que basó tan comprometedoras acusaciones.

 

Fuente: diariolavozdelchaco.com

Compartir

Comentarios

Miguel Angel

Como andaremos en la ciudad ? Supermercados, casas nuevas, vehículos 0 km, proveedores en incompatibilidad e irregularidades de todo tipo. NI HABLAR DE LA INEFICIENCIA PARTIENDO DE LA CABEZA.

Responder a este comentario

Cecilia

aprendan los consejales radicales , para eso estan para controlar y denunciar lo que esta mal

Responder a este comentario
Escribir un comentario »