Por Imanol Francisco Capdevila
21-03-2013-Hoy, todo un pueblo está de duelo. Por un lado la gente de la calle "Alberdi" que no tendrá más, el lujo de poder observar un buen básquet de élite. Y por otro lado, la gente que hace muchos años y durante todo este tiempo, se tiño el corazón de rojo y blanco. Por otro lado el mío, aunque con la pintura un poco gastada, pero como quien dice los colores reales del corazón nunca se van desde el primer día que pise el césped de la cancha de futbol para luego darle paso a la pisada ese parquet de la cancha de básquet a los 13 años de edad.

Todo comenzaba hace una década atrás con los viajes con las categorías formativas a diferentes puntos de la provincia y el país. Para evangelizar el nombre del club, ya que todos te preguntaban: Donde queda Progre, que es eso? Nunca respondía eso más que con una sonrisa inocente, que después de un tiempo tuve respuestas a todas esa preguntas. En las que respondía: Prende la tele, poné TyC Sports y lo vas a ver jugar a ese "progre" que una vez me preguntaste, viéndolo en la élite del básquet.

Otro día que marcó mucho mi vida en adelante, fue aquél llamado de la dupla Lobera- Acosta para que forme parte del equipo que iba a jugar el Campeonato Provincial, donde Progre buscaría ascender para jugar la ex "Liga C". Por suerte lo logramos, jugando en canchas sin parquet, canchas feas y sin vestuarios. Obviamente, la ganaba el más apto, el que sabía sobrevivir. Por suerte la jugamos y salimos campeones para obtener el gran anhelado paso a la famosa "Liga Nacional B". Esa noche me di cuenta que el club estaba para grandes cosas. Luego, tuvimos la dicha de disputar esa tan hablada Liga B, con un condimento especial: a la par de nuestros primos. ¿Cómo olvidar aquella noche que le ganamos en su cancha con el triple de Boni sobre la chicharra final? Inolvidable. El paso del tiempo hacía que en el amor que tenía por el básquet, resalten los brillantes colores rojo y blanco. Tuvimos un traspié aquella noche en la que perdimos la posibilidad del ascenso al TNA contra Facundo de La Rioja. Noche en la que cientos de almas que estaban en la cancha, rebalsaron una lágrima.

Después de unos papeleos y un libre acuerdo, accedimos a la plaza ofrecida por la ADC para jugar un torneo que también nos cruzaríamos con los primos, el lujoso TNA, donde en la zona se volvió picante ya que se encontraban jugando: Italiana y Española.

En ese entonces, todo era nuevo: a eso se sumaba la llegada al equipo de un primer norteamericano. Algunos descartados, para darle el paso, a un gran amigo Jazwyn Cowan. Ese año, perdimos otra posibilidad de ascenso ya que, Adelante de Reconquista nos dejó en la puerta del TNA 2. ¿Cómo olvidar aquella noche la piña que le pega el hincha de progre al jugador rival que lo dejó tirado por el piso? Y esa misma noche del Pepo avalle rompiendo costillas ajenas! jaja que recuerdos. Todo pasó, ese día los jugadores me marcaron con una frase en la que se plasmó durante mucho tiempo en mi vida: "Cuando perdés en el básquet o en la vida misma, lo bueno de todo, es que siempre tenés revancha" Y es y fue así.

Progre, como buen guerrero, no decayó e hizo pié para enfrentar el próximo Torneo Nacional de Ascenso.

A partir de ese lapso, atravesé uno de los momentos más dolorosos que tuve a costa del básquet. El día que tenía que armar las valijas, ya que por cuestiones personales y deportivas le decía "Adiós" al club que lo llevé en la sangre desde la infancia hasta la adolescencia". Me fui de la ciudad y emigré hacia Formosa para disputar el sueño de todo pibe de jugar la "Liga A".

Sin otro remedio, parece que era YO, la persona que tenían que irse del club por ser el famoso "salado, mufa, etc" (jajaja) Ya que me voy del club y ese mismo año Progre cumple el sueño de todo Villa Angela en jugar la gloriosa "Liga Nacional A".

El sueño de volver estaba, pero una lesión que me dejaba afuera de las canchas hacía que las ganas disminuyan y los objetivos pasen a ser otros.

Mi vida dió un giro de 360%, un cambio drástico luego de mucho tiempo solo pensando en eso.

Hoy, sin arrepentimientos, me encuentro cursando la carrera de Odontología en la ciudad de Corrientes.

Pero lo importante en esta historia no pasa sobre eso, sino en ese grandioso club de la calle España, que siguió a pesar de muchas adversidades. Opacando un poco la identidad como institución para pasar a ser el Progre de Villa Ángela, el Progre del Chaco, el Progre de TODOS. Donde cientos de personas, visitaban ese hermoso y refaccionado club los viernes y domingos, para expresar ese sentimiento que enmarcaba su pasión. Lagrimas, sonrisas, gritos hacían eco en ese estadio. La visita a la ciudad de equipos nombrados a nivel internacional o jugadores estrellas, lo hacían aún mas reelevantes.

Lamentablemente y dolorosamente, en situaciones como las que Progre atravesaba, la pasión a veces queda abajo de la palabra dinero.

No soy quien para juzgar, pero hay un club que se encuentra en la Capital de la provincia, bajo el mando de un político que quiere dar vida a algo inerte. No está nada mal, pero en la repartija hay una desigualdad notable y lastimosamente los del interior somos los perjudicados. Sabiendo bien, que PROGRE, sin dudas, es el mejor equipo de chaco. Y podemos decir que tu gente no te va abandonar. Porque como dice Francella en el Secreto de sus ojos: "se puede cambiar de todo, De cara, de casa, de familia, de novia, de religión. Pero hay una cosa que no puede se puede cambiar. No se puede cambiar de pasión" Por eso, hoy mas que nunca hay que decir: SOY HINCHA DEL CLUB MAS GRANDE DE LA HISTORIA DE VILLA ÁNGELA Y DEL CHACO. SOY 100% HINCHA DE PROGRE. -

Imanol Francisco Capdevila

Foto: Nicolas Mango Marri.

Compartir

Comentarios

mar

volvieron al lugar que una vez compraron la plazaaaa!! la Liga Nacinal le queda grandee!!!

Responder a este comentario

para mar

a vos te queda grande la boca.. boconazo.. muerto de alvear seguro pecho frio nunca vas a ser feliz infeliz !!! AGUANTE PROGRE !! y para los envidiosos que la SIGAN CHUPANDOOOOOOOOOO

Responder a este comentario

Fernando...

Tal vez algunos pocos se olvidaron que alguna vez, jugando el provincial, quedaron afuera del cuadrangular final que daba los ascensos a la liga C. Y x esas cosas de la vida fueron invitados y asi lograron el ascenso a la B. A no hablar gente de la minoria xq uds fueron invitados alguna vez, sino, les hubiera costado un poco mas....

Responder a este comentario

Imanol

Disculpa fernando, pero Progresista no fue invitado a ningun campeonato provincial. A lo que la A.D.C (Asociación de Clubes) ofertó una plaza en TNA. Por lo que Progresista accedió a eso. Pero un Provincial nunca fue invitado. A la Liga Nacional B se ascendió porque salimos campeontes del Campeonato Argentinos de clubes o Liga C como todos la nombran.

Responder a este comentario
Escribir un comentario »