Por César V. López.

03-04-2013 - Las mesas chicas y los respaldos mediáticos el pan nuestro de cada día. Un círculo vicioso que obstruye la posibilidad de mejoramiento en la calidad política de nuestros dirigentes. Nunca me gusta hablar de clase política pero debo reconocer que lamentablemente existe una clase política dispuesta a perdurar. Algunos se golpean el pecho por tener décadas en su estatus de dirigente, abrazan el vicio de sentarse en una mesa chica a negociar futuros cargos, a conjeturar sobre las instancias de poder, a quejarse del crecimiento de algunos dirigentes modelo 2.007. Casi nunca para pensar colectivamente como resolver las distintas problemáticas sociales que pudieran existir.

 

La política, no se limita a figurar en los medios; y mucho menos con enlatadas gacetillas de prensa que contienen falsos juramentos de lealtades eternas a Capitanich. Es muy difícil creer que la tierra chaqueña sea tan fértil como para cultivar tantas lealtades políticas. 

Hay un intendente –hoy en el PE provincial- que pareciera creer que ganará la consideración ciudadana con gacetillas de prensa, pero no hace otra cosa que poner en evidencia su ruidosa austeridad de ideas para gobernar la provincia. El peronismo chaqueño, si no patea rápido el tablero interno está encaminado a cosechar los mismos frutos del racismo. 

El modelo de gestión que Capitanich instauró a duras penas debería trascender por muchos años. Los flotadores de cargos al estilo de Aída Ayala no suman calidad a la política, no forman ni cuando hacen ni cuando dicen. Uno que hace comunicación tiene el privilegio de escuchar a muchos dirigentes, y son contados en quienes uno encuentra un valor agregado, una idea, una vocación por encontrar ideas. La voluntad de dirigir debe ser acompañada por la permanente vocación de formar futuros dirigentes, y formar dirigentes no es enseñar a recitar el manual de conducción peronista ni nada de eso. Me pregunto, si nuestros dirigentes se reunieron para armar un equipo y enviarlos a Capital Federal o la La Plata para brindar cooperación, y a la vez para formarlos para actuar ante catástrofe similares.

Compartir

Comentarios

Juan Manuel

Esta mas que claro que la idea de quienes conducen por ejemplo nuestro municipio es perpetuarse en el poder y para ello han eliminado a todos aquellos compañeros de lucha durante el gobierno de la alianza de manera tal que nadie crezca ni haga sombra, hoy el gobierno municipal es montón de obsecuentes y mercenarios de la política.

Responder a este comentario
Escribir un comentario »