03-04-2013-En una canchita de básquet que estaba deteriorada por el paso del tiempo, en el corazón del Barrio Cooperación, con mucho amor al deporte, el joven Alejandro Muller le puso vida y hoy, a poco menos de un año y medio levanta trofeos de apoyo. Hizo una escuelita de Básquet femenino llamada Chino Barressi que tiene alrededor de 30 adolescentes y a las que en estos días se sumo una niña de 10 años que practica la disciplina.

Este lunes por la mañana, la escuelita recibió otra donación: Se trata de pelotas de básquet de parte del pastor Walter Albornoz, del Ministerio "Jesús te Ama", de la ciudad de Buenos Aires. Este señor ofreció su colaboración gracias a que uno de los hombres que apoyan en este emprendimiento a Muller, -el señor Kuky Ramos- le mostro al pastor el trabajo realizado por el joven en el barrio.

Con tan solo hablar unos minutos con Muller, se lo escuchar enumerar un montón de Proyectos que tiene en mente para continuar ampliando el trabajo. Las actividades en la canchita del barrio comenzaron en 2011 por iniciativa de este joven. El 27 octubre de 2012 cumplió un año y ya sumo el aporte de vecinos, comerciantes y del estado municipal para realizar no solo partidos, sino también viajes para jugar partidos amistosos en otras localidades y ahora, hasta logró días atrás un encuentro regional.

Quizá uno de el desafío más importante para este emprendimiento es la realización del “Campo de básquet” en Villa Ángela. Esta actividad será de trascendencia para la ciudad y “la humilde escuelita”, dado que para ese día (todavía a confirmarse) vendrán 6 chicas de la Selección del Chaco con los 2 técnicos profesionales.

Resaltar el trabajo de este pequeño emprendedor y gran profesor de básquet es necesario en un momento donde nadie trabaja sin recibir dinero a cambio. Alejandro Muller lo hace todo a pulmón, y con la colaboración también desinteresada de comerciantes y vecinos.

Todos saben lo difícil que es llevar adelante un emprendimiento de esta naturaleza en la actualidad donde las instituciones no pueden pintar por si solas las canchas o hacer refacciones. De hecho los dirigentes de los grandes clubes de la ciudad muchas veces no encuentran el respaldo económico para concretar algunas actividades y aquí hay un gran ejemplo de que con poco se puede hacer mucho.

Facebook de Alejandro Muller haciendo clic Aquí!!!!!

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »