El gobernador Jorge Capitanich recibió al secretario de Seguridad, Marcelo Churín y a los máximos referentes de la Policía del Chaco, oportunidad en la que diagramaron estrategias de intervención en terreno para fortalecer la lucha contra el narcotráfico y analizaron las estadísticas de secuestros de estupefacientes y detenciones que aumentaron considerablemente en esta gestión de gobierno.

“Vamos a intensificar los sistemas de controles fronterizos a los efectos de incorporar la mayor tecnología existente, con el tema de fibra óptica y el desarrollo correspondiente”, aseguró el primer mandatario provincial tras el encuentro. En esta línea, en la planificación del departamento Drogas Peligrosas de la Policía del Chaco, están previstas las unidades de intervención operativa en terreno, en cuanto hace al control y vigilancia del trasiego de la droga; como el control vehicular, de transporte y circulación a través del corredor bioecánico. Además, complementado con la zona de frontera entre Puerto Bermejo e Isla del Cerrito, incrementar la presencia y aumentar la dotación policial en los 83 kilómetros de costa ribereña para hacer trabajos de prevención e investigación.

Así, del informe presentado al titular del Ejecutivo provincial por el departamento Drogas Peligrosas de la Policía del Chaco, se desprende que entre 2008 a lo que va de 2103 aumentó 70 veces el secuestro de cocaína; mientras que el secuestro de marihuana se incrementó 11 veces más. En los números, esta realidad significa que en lo que va de esta gestión de gobierno se secuestraron a la fecha 66,15 kilogramos de cocaína y 10.062 kilos de marihuana, con un total de 4.511 procedimientos y 5.631 detenciones. Comparativamente, el informe establece que entre 2004 y 2007 solamente se secuestraron 0,95 kilos de cocaína y 918 de marihuana, con 1249 procedimientos y 1364 detenciones.

 

Adhesión a la ley 23737

“Vamos a insistir con la concreción desde el punto de vista de la adhesión a la Ley 23.737 (Tenencia y tráfico de estupefacientes) o eventualmente motorizar estrategias de modificación del Código Procesal Penal de la Nación para el tema de allanamientos de flagrancia. Además, coordinar acciones con el Poder Judicial de la provincia que nos permita identificar fiscales especiales a los efectos de verificar el tráfico de estupefacientes en menor cuantía”, aseguró Capitanich sobre el encuentro.

A su vez, comentó que la provincia trabaja un esquema de evaluación de las tendencias y características del consumo, a los efectos de establecer una estrategia de resolución del tema; como complemento de la inclusión social educativa, deporte y valores, y oportunidades laborales, como mecanismos de reducción de adicciones y demanda. “Además, estamos perfeccionando el vínculo con el sistema judicial a los efectos de evitar la liberación de detenidos cuando podemos verificar claramente los mecanismos de captura”, agregó.

Participaron también del encuentro celebrado en la noche de este lunes 11 en el salón de Acuerdos de Casa de Gobierno, el jefe y subjefe de la Policía del Chaco, comisarios generales Gustavo Peña y Ariel Acuña; el subsecretario de Seguridad Pública, Mauro Flores; el jefe del Centro de Análisis, Comando y Control Policial (CEAC), Sergio Espeso; el jefe del departamento Drogas Peligrosas, comisario inspector abogado, José Luis González; el jefe del Sistema Único de Estadísticas Policiales (SUEP), ingeniero Daniel Chorvat y demás integrantes del departamento de Drogas Policiales.

Combate irrestricto

“Abordamos los temas que hacen a la importancia que tiene que tener los procedimientos y el trabajo antinarcóticos que se están haciendo en la provincia. La agenda es trabajar y combatir el flagelo de la droga en la provincia”, destacó Churín al término de la reunión. Así, aseguró que se trazó además un trabajo comparativo que de lo que se estaba haciendo, se hizo y se hará: “En base a eso, mirar los recursos humanos y materiales, como así también los trabajos que se deben tener presentes desde el punto de vista interinstitucional entre la Policía del Chaco y las demás fuerzas nacionales con asiento en la provincia”, agregó. Finalmente, recordó que uno de los pilares fundamentales de este gobierno es “el combate irrestricto al narcotráfico”.

A su turno, el jefe de la Policía del Chaco ponderó el encuentro con el gobernador Capitanich, ya que “se realizó un enfoque adecuado de esta problemática”, indicó. “Teniendo en cuenta la complejidad que esto revierte es importante el enfoque interdisciplinario. Por eso el área específica de Drogas Peligrosas está enmarcado un cuadro de situación de cuál es la realidad que el Chaco tienen en el combate al flagelo del narcotráfico y hoy se han aunado esfuerzos delineando distintas estrategias de intervención que en el futuro se van a profundizar para el abordaje de esta problemática”, concluyó Peña.

Por último, el comisario abogado José Luis González comentó el trabajo que realiza el departamento Drogas Peligrosas en la provincia. “Se trabaja estructuradamente en la lucha contra el narcotráfico y especialmente en lo que hace a contrarrestar la oferta de estupefacientes. O sea, el ingreso en nuestra provincia como así la posibilidad de poder ponerlo en el circuito local o sacarlo de la provincia hacia otros distritos. En este sentido, el gobernador ha dado un fuerte respaldo, con la preocupación e interés en la actuación policial”, finalizó.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »