El "Día de la Restauración de la Democracia", conmemorado el 10 de diciembre por Ley N° 26.323, es celebrado en todo el ámbito nacional con el fin de promover los valores democráticos, resaltando su significado histórico, político y social; en coincidencia con la fecha de asunción de Raúl Alfonsín a la presidencia de la Nación; cuando se restituyó en la Argentina el régimen democrático y el Estado de Derecho, el 10 de diciembre de 1983, cuyo principal desafío fue consolidar la democracia en un contexto en el que la corporación militar aún conservaba gran poder.

El Día Internacional de los Derechos Humanos está instituido esta misma fecha por Ley N° 25.502 en conmemoración a la proclamación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos por las Naciones Unidas.

El 30 de octubre de 1983 Raúl Alfonsín resultaba electo presidente. Estas elecciones marcaban el retorno a la democracia, luego de 7 años de dictadura cívico-militar, cerrando así una de las etapas más oscuras y sangrientas de la historia argentina. Asumió el 10 de diciembre de 1983.

La recuperación de la democracia fue posible gracias a un conjunto variado de actores y organizaciones, entre ellos, los partidos políticos tradicionales, sectores del movimiento obrero y organismo de defensa de los derechos humanos, que articularon, progresivamente, la lucha contra la dictadura militar.

La expectativa por el retorno al ejercicio de la Constitución, las libertades públicas, la tolerancia política y la vigencia de los derechos humanos resignificó el valor de la recuperación del ejercicio democrático.

Día de los Derechos Humanos

En este Día se conmemora la aprobación por la Asamblea General de la Declaración Universal de Derechos Humanos, en 1948.

Esta "Declaración, compuesta por 30 artículos, junto con el Pacto Internacional sobre Derechos Civiles y Políticos y el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales conforman la "Carta Internacional de los Derechos Humanos".

Debido a la importancia de la Declaración muchos países la han incorporado a sus constituciones para que de esa forma, las personas reciban protección legal y tengan la seguridad de que sus derechos se cumplirán.

Los Derechos Humanos se sostienen sobre dos pilares esenciales de la humanidad: la libertad y la plena igualdad entre todos los seres humanos. Condiciones inherentes a todo ser humano sin ningún tipo de limitaciones, sean éstas: culturales, económicas, étnicas, sexuales, etc. El concepto de Derechos Humanos hace referencia al sentido de la dignidad humana antes que a cualquier formulación jurídica o política.

Hoy los argentinos y argentinas gozamos de los derechos de tercera generación, sociales y económicos  los cuales garantizan la educación, alimentación y vivienda para los habitantes del territorio nacional.  El concepto de ciudadanía plena se encuentra en construcción permanente y cambia con la vida moderna, adquiriendo extensión de los derechos sociales, derechos ambientales, los del consumidor, los de género, el derecho a la paz, entre otros.

 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »