En Argentina pasar por alto las normas, por más básicas que sean es una tradición, una política ciudadana no escrita. Ahora bien, permitir que una empresa de expendio de combustible descargue Gasoil en un tanque sin seguridad alguna es atentar contra la integridad física de vecinos que desconocen que están en peligro.

Un vecino hizo circular unas fotografías preocupado por la falta de responsabilidad de parte del comprador y vendedor del combustible, pero también poniendo en alerta al Estado que debe controlar. Las imágenes muestran a un camión de una empresa de expendio de combustible que sería de Las Breñas. Llevar gasoil y nafta de un lugar a otro no es ilegal. El peligro nace en el mismo momento en que desde ese vehículo baja una manguera que lleva Gasoil o Combustible a un tanque que se encuentra en un galpón cualquiera.

Cuál es el nivel de seguridad del tanque donde se descarga combustible? El comprador no se da cuenta del peligro que significa esta práctica? Por su parte, el camión pertenece a una empresa que se dedica al expendio de este producto, por lo tanto debería conocer al pie de la letra cuales son los requisitos y normas a respetar o no?

Tanto al vecino que compraría el combustible y a la empresa irresponsable que lo suministraría (seguramente ambos evadiendo impuestos), habría que informarles que el Gasoil o la Nafta son altamente volátiles, explosivos y podrían causar daños materiales y pérdidas irreparables con el dinero que se ahorra en este tipo de prácticas.

Además de ser competencia desleal para con las empresas de Villa Ángela, esta firma generaría Inseguridad en la comunidad porque nadie sabe en qué condiciones se encuentran los tanques donde se baja el combustible domiciliario, ni se conoce como está el galpón donde quedaría “guardado”.

Aquí, como en el resto de las ciudades del país, es común ver como los camiones que descargan combustible en las estaciones de servicio cumplen varios requisitos: Cierran el paso a cualquier vehículo con elementos de alerta y recién cuando estén cumplidas todas las medidas de seguridad se comienza con la descarga. Tanto el gasoil o la nafta recién podrá ser “despachado” una hora después.

Tal vez la empresa Breñense que “vendería combustible a domicilio” desconoce las normas. Tal vez, el comprador también. Tal vez nadie los controla. Pero hay vecinos que dan el alerta, para que las autoridades despierten y no se tenga que llorar sobre leche derramada.

 

Compartir

Comentarios

LLUVIA DE CHANES

Y QUIEN CONTROLO EL ASFALTO DE LAVALLE ENTRE CALLE PTE PERON Y EL CAMPUS EDUCATIVO?

Responder a este comentario
Escribir un comentario »