Unión Progresista volvió a perder en el Torneo Nacional de Ascenso, esta vez fue por 83 a 77 con Unión en Santa Fe. Progre jugó sin Laphitzborde y Avalle, suspendidos y pudo tener una buena noche, reponerse de casi 20 puntos en contra hasta estar en juego, pero la mayor rotación en el "tatengue" fue clave para quedarse con el juego.

Por la 8ª fecha de la Zona Norte del Torneo Nacional de Ascenso (TNA), Unión sumó su tercer halago en fila al despachar a Unión Progresista de Villa Ángela (Chacho) 83 a 77. Partido típico de hacha y tiza en el inicio, con férreas defensas y mucha intensidad en ataque, cuestión que no se vio reflejado en el tanteador.

Para calmo aparecieron las imprecisiones y provocó que el juego se hiciera deslucido y chato. Esto hizo que se intercambiaran golpe por golpe hasta que Farías castigó tras el arco para tomar una peña luz (9-6, a los 4’44”), pero Carter y Mártire se encargaron de revertirlo con dos cortes. El ida y vuelta era constante y no se dieron tregua hasta el final del primer acto, el cual quedó en manos del Tate por 17-16.

El segundo segmento no distó en los minutos iniciales, ya que Progre se encargó de maniatar al dueño de casa sin dejarlo escapar en el tanteador. Memo Rodríguez no andaba derecho con el aro, pero el que tuvo la mano caliente fue Farías (7 puntos en fila) para mantenerse al comando, mucho más después de la faja de Reinick que le posibilitó sacar una renta de cuatro (24-20, a los 6’50”). No obstante, poco le duró, ya que Legaria se puso el overol en la vista para arrebatarle el privilegio en el lumínico (25-24). Justo cuando Unión entraba en un pozo, los ingresos de Vildoza y sobre todo de Cosolito (cinco rebotes defensivos al hilo), fueron fundamentales para Unión, que se luego se destapó de la mano de Reinick y Gamazo para sacar la máxima e irse en ganancia al cabo del descanso largo por 39-31.

Lo que cuesta vale

Entonado por el buen cierre de primer tiempo, el Rojiblanco salió a copar la parada desde la primera posesión en el complemento y uno de los principales protagonistas fue Gandoy con dos bombazos oportunos para estirar la brecha. Después de eso aparecieron la lluvia de triples (Rodríguez -2- y Farías) para forzar el tiempo muerto de Seigorman por los 17 puntos de diferencia (51-34). Pero eso no fue remedio, ya que Johnson se salió de la vaina para hacer todavía más amplio el margen. La relajación del local y la 5ª falta de Johnson permitieron que los de Villa Ángela se pusieran a tiro (parcial de 17-3) con un incontenible Legaria (12) para sembrar el interrogante en el cierre del tercer capítulo (65-59).

Con dos bandejas de Mártire, Unión Progresista se puso a un doble y silenció el Malvicino, pero Unión tiene a Memo Rodríguez, que aparecen cuando las papas queman para apagar lo que era un principio de incendio (71-63). Ahí fue cuando Franco prendió la mecha desde el perímetro para volver a ponerse a tiró en una historia que pintaba cerradísima. De todas maneras, Unión tuvo la sapiencia para manejar los tiempos y, desde la línea de libres, se encargó de estampar una nueva victoria como local 83-77 para seguir peleando arriba.

 

Unión SF: 83 (17 + 22 + 26 + 18)

Unión Progresista: 77 (16 + 15 + 28 + 18)

 

Fuente: unosantafe y radiosports.com.ar

 

Compartir

Comentarios

nombre

sapo volve salvalos del descenso a los ingratos que te echaron.

Responder a este comentario
Escribir un comentario »