En la mañana del sábado, policías del área de Investigaciones “levantaron” una motocicleta estacionada por su conductor y propietario en una vereda de 25 de mayo. Cuando el dueño del vehículo sale de la vivienda donde estaba trabajando se encuentra con la sorpresa: Su moto había sido secuestrada “por las dudas”.

Con los nervios lógicos de la situación, el Sr. se desespera buscando su motocicleta. Al instante llega un empleado de una casa de electrodomésticos ubicada al frente de la vivienda donde estaba trabajando este ciudadano y le informa que la brigada de Investigaciones estuvo “preguntando por todos lados, buscando al dueño del rodado y como no lo encontraron, secuestraron la motocicleta”. Preguntaron por todos lados, MENOS EN LA VIVIENDA DONDE ESTABA EL LABURANTE.

La motocicleta es una Honda Wave negra, 110 c.c. que no está en excelentes condiciones. Pero es NO ROBADA, no participó de ningún ilícito y es un vehículo para TRABAJAR. Hay que resaltar esta información, porque si el rodado en cuestión tenía pedido de secuestro o si hubiese sido robado, la policía de Investigaciones sin dudas tendría en sus manos como mínimo el Nº de motor para así poder actuar en consecuencia.

En la misma mañana en que ocurrió el “secuestro”, el propietario del vehículo se acercó caminando hasta la policía y luego de explicar lo sucedido, saca las llaves de la motocicleta y muestra que era suya. Los uniformados ahora respaldados en la ley, piden documentación del móvil para ser restituido. El Sr. vuelve a su domicilio, nuevamente caminando y lleva la documentación que acredita la propiedad del bien.

Ahora bien: ¿Qué hubiera pasado si el empleado de la firma de electrodomésticos no informaba que la policía se había llevado la motocicleta? Si la documentación estaba en el baúl del vehículo y desaparecía por arte de magia como pasó con la motocicleta?

Procedimientos de esta naturaleza quitan la confianza que la población deposita en la fuerza de seguridad ciudadana. 

 

Compartir

Comentarios

Marcelo

"Policia" de Villa Angela y van........

Responder a este comentario

nombre

los policía están loco

Responder a este comentario

Juan.S

Que raro los de investigación!!! Hace un par de meses pararon frente al predio a dos ciudadanos en moto, a través de insultos y prepotencia querían secuestrarles la moto a toda costa. Mientras la gente pasaba y se preguntaba que habrán hecho estas personas para que les quieran secuestrar sus motos¿?. Estos se bajaron sacaron sus papeles y los dejaron ir. Pero esa vergüenza y la bronca por el mal trato quien te lo saca?

Responder a este comentario

María

Hay que denunciar estos hechos, no hay que dejarse amedrentar. cuidado con el avasallamiento. Somos tranquilos e ignorantes como ciudadanos porque no conocemos realmente cuáles son nuestros derechos ante estas situaciones. Defendamos nuestros derechos que ya bastante mal herido están.

Responder a este comentario

Alejandro

La verdad que esos muchachos que andan en la camioneta gris son una manga de maleducados creidos, ojo son nuestros empleados se visten con la plata que le paga el pueblo.

Responder a este comentario

Julio

Este es un tema que a mí particularmente me genera muchas dudas... si un vehículo que posee la documentación que acredite su titularidad puede ser secuestrada, revisada??? por agentes policial si sabemos que es PROPIEDAD PRIVADA... al igual que una vivienda para el ingreso, las autoridades no necesitan una orden de un juez???

Responder a este comentario
Escribir un comentario »