Este medio consultó al Jefe de la fuerza policial respecto al secuestro de una motocicleta 110 c.c., el sábado por la mañana. Aclaró que se había recibido una denuncia de un robo de un vehículo de similares características y por confusión se “secuestro la motocicleta” que finalmente no era la robada.

Al ser consultado sobre la cuestión, pidió información y respondió explicando que “el sábado se recibió una denuncia de robo de una motocicleta 110 negra. Inmediatamente se mandó el mensaje a los móviles que estaban recorriendo la ciudad y uno de ellos observó  que había una moto de similares características estacionada. Se procedió al secuestro. Luego, se le hizo entrega del bien al propietario del vehículo que vino a reconocerlo con la documentación en mano”.

Por otro lado, aclaró que no eran policías de la brigada de Investigaciones, sino personal que estaba circulando por las calles de la ciudad.

Sin embargo -y más allá de la aclaración pertinente-, el dueño de la moto acotó otro dato. Recordó que al momento de buscar su moto, ya con los papeles en mano, un policía le explicó que “detuvieron a un joven que había asegurado que “ESA” era la moto que robó”.

Compartir

Comentarios

Carlos

Sin comentarios, DE CUARTA

Responder a este comentario
Escribir un comentario »