A la falta de respuesta, los ciudadanos expresaron la idea de intentar trabajar con las familias y los niños en cuestiones de educación, recreación y distintas acciones comunitarias con el fin de integrar a jóvenes y niños.

En la noche de este martes, se llevó a cabo la segunda reunión de los vecinos del Barrio Sargento Cabral con autoridades judiciales, policiales y municipales, además de integrantes del Consejo Deliberantes de nuestra ciudad. En la oportunidad, se puso en conocimiento de las inquietudes a la Jueza del Menor y a los funcionarios que no habían concurrido al encuentro de la semana pasada.

Desde todos los sectores de la justicia, lo único que se hizo es aclarar que respecto a los menores no se puede hacer nada y que jurídicamente son inimputables. Alegando, que no es facultad de ellos realizar ningún otro tipo de acción para prevenir ni actuar post- delito. También fueron consultados respecto de la detención de mayores que generalmente quedan en libertad luego de cometer un delito y la respuesta fue la misma, que no se puede hacer nada.

A la falta de respuesta, los ciudadanos expresaron la idea de intentar trabajar con las familias y los niños en cuestiones de educación, recreación y distintas acciones comunitarias con el fin de integrar a jóvenes y niños. Sin embargo, la desazón sobrevoló el salón Arturo Ilia, ya que las víctimas se sienten perjudicados psíquica y físicamente sin poder hacer nada, sin soluciones, sin prevención y con la amarga idea de que aguantar y resignarse es la única salida.

Los planteamientos de los vecinos parecían demasiado lógicos para las instituciones que insistieron en medidas de prevención y las preguntas más resonantes fueron: de qué sirve el trabajo policial que termina siendo, muchas veces víctima de los malvivientes, si luego son liberados por la justicia, como así también de dónde consiguen los malvivientes los medios para salir a cometer los delitos, como ser balas, armas, droga, alcohol, entre otros.

Entre otros, también plantearon que muchas veces los distintos grupos tienen una rutina diaria y los vecinos la ven, y aun así no se realizan tareas de prevención del delito. Al finalizar la jornada, tanto las instituciones como los ciudadanos se comprometieron a realizar tareas conjuntas tendientes a fomentar desde la comunidad y las instituciones la inclusión social, sobre todo de los jóvenes y niños que delinquen en nuestra ciudad.

Fuente: Fm Panorama

Compartir

Comentarios

Juan Manuel

Es probable que este trabajo ( ? ) lleve un poco de tiempo, décadas ganadas décadas perdidas, lo que si ( y es harto repetitivo ) si el municipio se va a comprometer en esto tiene que saber la señora intendente que no puede mandar en su representación a la persona mas nefasta que ha pasado y tiene hoy un cargo de secretario en el municipio, porque se hace todo poco creíble.

Responder a este comentario
Escribir un comentario »