El hecho por el cual el Tribunal de la Cámara del Crimen sentencio a prisión al policía y a otros tres sujetos, tiene que ver con el caso de Franco Strohchein, a quien golpearon en su propia casa y le robaron un arma en la madrugada del 15 de septiembre de 2013. La causa caratulada “Pinatti Darío Sebastián, Verdun Hugo, Baldovino Miguel Ángel y Cespedes Lucas Mateo por “Robo con arma apta para disparo” Expte. Nº 12 –Fº 09-Año 2014 (Reg. Fisc. Nº 2533/33)

El Tribunal de la Cámara del Crimen presidido por la Dra. Emilia María Valle, la Dra. Hilda Beatriz Moreschi (vocal segundo voto) y el Dr. Daniel Javier Ruiz (Vocal de tercer voto) falló esta mañana en la causa caratulada de ROBO CON ARMAS APTA PARA DISPARO, condenando a los tres civiles a la pena de seis años y ocho meses de prisión efectiva, con accesorias legales y costas, de la que será parte integrante la Tasa de Justicia que asciende a la suma de ciento cincuenta ($150.000) y que deberán abonar dentro de los cinco días de quedar firme la sentencia.

Por su parte, Lucas Céspedes (funcionario policial) fue condenado a ONCE AÑOS de prisión efectiva con accesorias legales y costas, por ser coautor penalmente responsable del delito de Robo agravado por el uso de arma de fuego apta para el disparo, calificado por su condición de policía.

La noche del robo.

Resulta que el 14 de septiembre de 2013, entre las 23 y hasta las 2.30 horas del (150/09/2013) aproximadamente Darío Sebastián Pinatti, Miguel Ángel Baldovino, Lucas Mateo Cespedes y Hugo Verdun planearon el robo a Franco Strohchein.

La sentencia resolutiva y las notas periodísticas de la fecha en cuestión relatan la situación: Los 4 sujetos que cometieron el delito “salieron del local bailable “Fantástico” en el automóvil Renault Megane, color gris, con vidrios polarizados, conducido por Céspedes, lugar donde permanecieron hasta poco antes de las 05.00 horas, momento en el que salieron de allí con destino al boliche Planeta. En el lugar desciende Pinatti, quien ingreso para encontrarse –conforme lo pactado con sus consortes de causa- con Franco Strohchein, quien era su amigo”.

“Mientras tanto, Verdun se dirigió a la estación de servicio a comprar cigarrillos y Baldovino  Céspedes al baño de la municipalidad.  Luego, estas tres personas dieron algunas vueltas en el auto, haciendo tiempo y esperando –de acuerdo a lo planeado- hasta que los otros dos (Pinatti y la víctima) salieran del boliche y de dirigieran al domicilio de este último alrededor de las 6 am”. Con el correr de los días, se conoció que una de las cámaras de video vigilancia ubicada al frente de Planeta había grabado ese momento.

De ese modo, aprovechando “la amistad”, Pinatti logró constituirse en el domicilio donde ambos con otro amigo de Strohchein –de nombre Matías- tomaron cervezas hasta que en un determinado momento, éste último se retira. Ya alrededor de las 06.15 horas y habiendo comprobado que el auto de Matías ya no estaba estacionado en el lugar Verdun, Baldovino y Céspedes irrumpieron en la vivienda –el último lo hizo empuñando una pistola 9 milímetros reglamentaria, marca Browning, arma reglamentaria, dado que este sujeto prestaba servicio activo en la Policía Caminera- y valiéndose de la misma, redujo a la víctima, tirándolo al piso, apuntándolo y diciéndole en todo momento “NO ME MIRES, NO ME MIRES”.

Por su parte, Verdun y Baldovino simularon reducir a Pinatti (cómplice y quien aportó el dato de la existencia de dinero en una de las habitaciones de la vivienda) en el sillón donde se encontraba en su supuesto rol de víctima, al tiempo que éste último gritaba al dueño de casa “QUE PASA PELU, DALES LA PLATA, QUE NO NOS HAGAN NADA”. El apodo de Franco Strohchein es “Peluche”.

Posteriormente, Verdun y Baldovino llevaron a Pinatti al baño y allí fingieron agredirlo para presionar a la víctima para que dijera donde estaba el dinero. En ese momento, Strohchein forcejea con el policía –que estaba armado-, pero los ladrones en conjunto lograron reducir nuevamente a su víctima y Cespedes para intimidar sale de la vivienda y dispara contra la puerta. Todos aprovecharon para darse a la fuga, robando un revolver calibre 32, propiedad de la madre de Franco.

El hecho había envuelto en un manto de sospecha a la fuerza policial por ser otro caso que involucraba a uno de sus integrantes. La Justicia villangelense finiquita el expediente rápidamente condenando a los autores del hecho.

Foto de portada: Gentileza Fm Panorama

Notas relacionadas: Otro poli-ladron involucrado en un asalto en la mañana del domingo en Villa Ángela

                              En un colectivo: Detuvieron al último involucrado en el Asalto a mano arma a Strohschein

 

Compartir

Comentarios

Estela

Felicitaciones por la rapidez del fallo. Y o tenía otra imagen de los que están en la caminera.-

Responder a este comentario

felicitaciones no hay que "transar" con los delincuente como hizo otra gente para que le devuelvan la plata...bien peluche

comentario

Responder a este comentario

No se olviden todo el circuito de apretadas a menores de edad y extorsiones telefónicas que hacia el Policía Cespedes fabricando accidentes y scandole plata a los chicos asustados

comentario

Responder a este comentario
Escribir un comentario »