En medio de la ruptura con Capitanich, el Ejecutivo excluyó de la prórroga de los compromisos financieros al mandatario interino Bacileff Ivanoff.

Por decisión del Gobierno nacional, la provincia de Chaco no podrá gozar por ahora de la tregua financiera para el pago de la deuda contraída con la Nación en el último trimestre del año, cuya suma asciende a $113 millones. El secretario de Evaluación Presupuestaria de la jefatura de Gabinete, Fabricio Bolatti, lo confirmó al señalar ayer que "hay cuestiones pendientes para trabajar" entre ambas jurisdicciones, publicó hoy Ámbito Financiero.

La exclusión de Chaco de la refinanciación de las deudas se supo este martes, cuando 16 gobernadores acordaron con la Nación una prórroga del período de gracia en el pago de capital e intereses de deuda. En ese encuentro, el distrito no formó parte de la rúbrica del acuerdo.

La decisión que deja sin oxígeno financiero a la provincia norteña se produce en medio de la fuerte disputa entre el gobernador chaqueño en uso de licencia y jefe de Gabinete nacional, Jorge Capitanich y el mandatario interino, Juan Carlos Bacillef Ivanoff. El vínculo con esta pelea política se fortalece aún más luego de que esta semana volvieron a trascender rumores de que Capitanich volvería a la provincia con el objetivo de mantener el poder territorial y garantizarse un nuevo mandato en 2015.

Tras conocerse este apartamiento del refinanciación de las obligaciones, Bacileff admitió que no fue convocado "a ningún trámite" de revisión de cuentas con el gobierno nacional. "Que no haya asistido no traerá ninguna consecuencia a la provincia", desdramatizó ayer el mandatario, aunque alertó: "A mí no me va a amilanar Capitanich".

Bacileff esgrimió también una dura acusación contra el jefe de Gabinete, a quien le endilgó el uso del avión provincial para cuestiones personales. "Si Capitanich cree que ir a visitar a su pareja con el avión de la provincia es cuestión de gestión, me lo hubiese dicho y lo incorporábamos al Presupuesto 2015", chicaneó Bacileff, quien convocó a las PASO para el 8 de marzo de 2015, sin el aval del gobernador en licencia y la Casa Rosada.

Los "castigos" políticos de esta índole a los dirigentes provinciales díscolos y opositores son habituales por parte de la Casa Rosada. En julio también quedaron fuera de la prórroga de sus deudas locales los gobernadores de Neuquén, Chubut, Río Negro y Mendoza, en medio de las críticas que esgrimieron contra el proyecto de ley nacional de hidrocarburos.

Sin embargo, el acuerdo de refinaciación finalmente llegó y los cuatro funcionarios cordilleranos fueron parte de la foto en el acto que Cristina Kirchner encabezó este último martes.

Fuente: Infobae

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »